martes, 12 de junio de 2007

Volver...

Ya estoy en Argentina de nuevo.
Tenía muchísimas ganas de sentirme de nuevo en casa.
Aunque ese concepto, ¡ay! ese concepto de hogar... qué difícil es poder encontrarle una definición adecuada.
Alguna vez escuché, o leí (y era alguien bastante conocido, ustedes quizá me ayuden), que Patria es el lugar donde están enterrados tus muertos. Y entonces en ese caso coincido, aquí es mi Patria, aquí es donde están mis raíces, aquí es donde quiero volver... donde siempre añoro volver.
Aquí me esperaban todos. Mi querida familia. Los extrañaba demasiado. Y todavía pasada una semana me parece como si no le hubiera sacado todo el jugo que hubiera querido. Menos mal que todavía me esperan muchos muchos días... un par de meses...
Pero el sentimiento de destierro te acompaña igual. Sentís que hay muchas cosas que te perdiste y que son casi irrecuperables. Ando de aquí para allá queriendo repartir besos, abrazos, caricias, palabras... y luego termino acurrucada en el regazo de mi mamá sintiendo que esta vez quizá me agoté. Quizá necesito una sobrecarga de amor. De recibir amor. Y de calmar un poco la catarata del dar, que me brota inevitablemente. Pero que te deja exhausta.
No sé si era este el post que quería escribir a mi vuelta a la Argentina. Tenía un montón de ganas de contarles los pormenores de ese larguísimo viaje de un día y medio entre aviones y aeropuertos, con más de una anécdota. Pero por ahora, esto es lo que hay.
Sepan disculpar!

3 comentarios:

mardevientos dijo...

No se si era el post que querias escribir.. pero que te salio bien, no hay dudas..
LLenaste de sentimientos lindos este post.
Besos... y me preparare para esto..!
Marce

Marian dijo...

volver siempre te deja medio en off-side. Uno se cree que es el mismo pero evidentemente no. La gente que queda atras por ahi en un anio siguio haciendo su vida normal sin demasiadas cosas nuevas para contar (la vida comun y corriente de todo el mundo). Pero uno, que esta en otro pais, cultura etc... la cosa mas nimia se convierte en algo que te cambia. Entonces cuando volves, es como que hay algo que vos sabes que el otro no... y ellos saben algo que vos no... no se como explicarlo... a mi siempre me pinta asi. Y se tarda un cachito hasta que todo el mundo esta mas o menos al dia con todo...
Siempre me pasa lo mismo... ni importa cuantas veces voy y vengo... siempre es un amasijo de emociones.
Disfruta!
Volves para las Europas??

Maguita dijo...

Marce: tardo en responderte porque verás que ando un poco mareada últimamente! Y sí, te recomiendo que te vayas preparando para el maremoto emocional que se viene cuando volvés!
Marian: EXACTAMENTE! Tal como lo describís. Un amasijo de emociones. Pensé que yendo y volviendo varias veces se pasaba, pero parece que no... si vos lo decís... Y sí, creo que volveré a Europa. Esa es la idea!
Besos a las dos.