martes, 21 de octubre de 2008

Estamos invitaaaados a tomar el té!

Acabo de desayunar té con tostadas con mi marido. Té negro solo, con tostadas secas, esas industriales que parecen de cartón, pero las compro igual porque con queso blanco y mermelada, por esos milagros de las combinaciones de texturas, me gustan. Y a él con miel. Pero qué tristeza. Qué tristeza desayunar té solo con esas tostadas que parecen de cartón. Me hace acordar a cuando estaba embarazada. Único período de mi vida en el que por tres meses desayuné frugalmente té negro con fette biscottate (así le dicen a esas pseudo tostadas en Italia, y parecieran encantarles... al lado de éstas, las tostaditas sin gluten de Argentina son un manjar, les aseguro).
Y sí, hoy elegí ese menú matinal porque me sentía así, asqueada. Pero no, no os preocupéis que no hay otro bambino en camino. Simplemente ayer comí mucha torta de cumpleaños, a la noche Pablo se inspiró e hizo un arroz con pollo que era una bomba, y yo como siempre me tiento con las malditas publicidades de Nero Perugina me clavé medio Milka aireado (nada que ver uno con otro, pero a falta de pan...) y así me fui a dormir!
Pero qué tristeza, disculpen que sea reiterativa, pero me molesta bastante que hace un tiempo ya que mi señor marido toma té, té, té, té, qué querés como desayuno, té, me preparás un té y me voy, té, té, téeeeeeeeeee! Juro que lo siento como una ofensa a mí, que del café con leche a la mañana hago un culto! Si le pusiera un cachito de leche, te juro que no me molestaría. Té con leche es una cosa más suculenta ya. Es más, a mi hermanita Angie casi toda nuestra vida juntas sin madre (vida de estudiantes, entiéndase) le preparé té con leche con todo el amor del mundo. Y ella siempre decía que estaba exquisito. ¿Pero qué ciencia puede haber en preparar un té negro? ¿Eh? Para colmo de males, para hacer rápido, me pide que se lo haga en el microondas. Ay, si me escuchan los británicos. Ay si me lee Cieguilla. Es lo más desabrido que hay ese té negro en el microondas. Y para colmo le sale una espumilla dudosa, no sé, yo nunca vi que al té hecho tradicionalmente le subiera espumita cual capuccino.
Querido mío, amado mío, compré una moka, el café Lavazza, te juro que me sale riquísimo. Con quién carajo comparto la alegría de este café de cada mañana. No saben cómo añoro que esté mi madre, maldita inculcadora de la costumbre cafetera de la mañana, o mi hermana, mi secuaz y cómplice en esta adicción. Ellas sí sabrían apreciar mi cafecito matinal. Todavía me pregunto a qué tierna edad mi madre habrá considerado que éramos lo suficientemente grandecitas como para empezar a incluir cafeína en nuestra dieta, porque yo recuerdo tener cinco, seis años y Anita tres o cuatro, en consecuencia, y haber escuchado uno de los veredictos más tristes de mi vida: "Hay que hacer economía, no tomamos más café".
Ya sé, vos me acompañás a veces con el cafecito después de comer, pero no es lo mismo. A mí me gusta la tradición esa de saltar de la cama temprano pensando en el olorcito del café. Despabilarme bien despabilada con ese maldito elixir que en Italia es más rico que en cualquier lado del mundo. Y con leche, obviamente. Y mojando galletitas dulces adentro, mejor. Y si se puede prolongar por lo menos quince minutos, también, mejor aun.
Pero no, no hay caso. Con el mate amargo lo logré, lo pasé a mis filas. La lucha del café con leche me parece que necesitará de la maguita más insistente que haya jamás conocido.

18 comentarios:

c. dijo...

Che magui no me mates no, pero yo por ejemplo no puedo con el cafe. No hay manera, he intentado tomar por compromiso y no lo paso. Eso si el te me fascina. Y el mate lo tomo como sea!

Maguita dijo...

jajaja, Cyn... no te mato, del único que me joden estos "desprecios" es de mi marido!! Porque me abandonó en el credo! Antes él era cafeconlechero!
Besos y bienvenida de nuevo!

Constanza dijo...

ah no!!! causal de divorcio!!!!

(no da para que te hagas cafecito para vos sola? digo.. el olor del café a la mañana no puede faltar en NINGUN hogar).
besos magui!

quehagoaqui dijo...

Siii yo adoro el cafe, el aroma me encanta!! . Mi esposo no toma cafe nunca...yo lo tomo sola, me gusta con leche y en las noches sin leche.

besos

MalaGata dijo...

Ah, pero vos no pierdas las esperanzas!
Lo mio era el mate/mate cocido. Resabios de mi vida estudiantil, cuando me vine a vivir aca era mate todo el día -en parte para aferrarme a esa idea de mi que dejé en Argentina-
Y me caso con H que es EL FAN numero uno del CAFE. Se compra todas las cafeteras/filtros/aparatitos/chirimbolos que vos te puedas imaginar.
Y los domingos para el era sagrado ir a Peet's (una cadena tipo starbucks pero 100 veces mejor, mas gourmet) y comprarse un litro de cafe.
Ahora la cosa cambio.
La que le da al cafe por las matinas soy yo, y mas ahora que me consegui La Virginia cafe cafe.... y el toma mate todo el dia....!!!!

Jejejeje.
Por eso, no pierdas las esperanzas.....
Un beso!!
mg

madre histérica dijo...

te entiendo. te juro que te entiendo.
en 10 años jamás pude hacer que juan tomara mate conmigo... a él le fascina el atole champurrado, una bebida caliente y espesa (que entre nos es horrible!)

en fin. persevera y triunfarás???

feliz día atrasado!!! y gracias por tu comente. muchas gracias

Betty dijo...

no me retes ... pero odio el aroma del café ... y vivimos tomando té mi marido y yo... té "solito" y hecho en el microondas!!! jajaj

un beso

Anónimo dijo...

Aunque no lo creas, yo, tu compañera de eternos desayunos con malhumor de madrugada, estoy tomando un té. Si si, mientras leo tu apología del café degusto un delicioso té de naranja.
Ya sé que no hay como el café, pero desde hace un tiempo no tengo alternativa y tuve que reemplazar mi adorado café de la mañana. Ahora lo tomo a lo "pablito", después de comer o a lo "angie" solo en reuniones laborales. Je je
Pero no sabés como te acompañaría con un cafecito hermana! Siempre es bienvenido y la excusa perfecta, el preludio de eternas charlas en buena compañía.
Besos!!!
Anita Clara

tia elsa dijo...

Ay yo soy igual hago un culto del café con leche matinal, no puedo empezar el día sin mi cafecito con leche, me encanta y también lo tomo desde chiquita, besitos y ojala tu amor se acostumbre, más Maguita tu puedes jajaja!

Marian dijo...

Yo tomo mate a la mañana. Estare en el Congo... seguire tomando mate. El marido toma cafe...Ahora, de vez en cuando le agarra la loca y empieza a experimentar con cafeces (compra los granos) y teces tambien. Tengo te en hiebra de todos lados. Yo tomo te de vez en cuando y no me molesta, pero como desayuno...mmmnnno.

La espumita en el te sale cuando el agua no esta hervida. O sea, para hacer un buen te, agua hervida... eso que toma vuestro marido, es un engendro! :)

A mi los desayunos eternos me encantan. Cuando estudiaba y trabajaba, me levantaba una hora antes de lo dbeido SOLO para tener tiempo para desayunar como la gente...

Detalle... sos una asquerosa mojando la galletita. Juro que me dan arcadas ver a alguien mojando la galletita. Puaj.

Marce dijo...

hacemos cambio de marido entonces, auqnue sea por la manana. Porque mi mardo lo primero que hace es hacer el cafe y yo lo primero que desayuno es te solo, no me gusta con leche, no me gusta el cafe con leche y el cafe solo para tomar tal vez si salgo a charlar con amigas, sino te. perdon Maguiiiiiii!! seremos de la galaxia de teteros. besos.

Maguita dijo...

Cons: obvio que me lo hago sola! pero yo soy así de pesada, quiero "com-par-tir"! Mis hermanas dan fe.

Karla: Buenísimo! Entonces estás invitada a desayunar. Yo de noche nooooo! Ahí sí te acepto un té de lo que quieras!

MG: ah La virginia cafe cafe, qué ricoooo! Esos son mis recuerdos de infancia. Ahora tomo el lavazza, que es buenísimo, pero muy fuerte! Pero ya me acostumbré y me encanta el café a la italiana! Che, marido aduce que le hace doler la panza el café con leche, está perdonado!

MH: me muero de curiosidad por saber qué es el atole champurrado! con ese nombre ya estoy dando arcadas! jajaja! Pero la veo difícil convencer a un extranjero de tomar mate con nos. Yo nunca lo logré, en Italia me miran muy muy raro... pero cuando es el marido de una, es lógico que insistas 10 años!

Betty: Traidora.

ja.

Lo importante es la compañía, no te digo que yo a veces me sacrifico tomando el té como le gusta al señor para hacerle compañía!!

Anitaaaaaaa!!! Por razones de fuerza mayor me abandonaste en el credo, y te perdono sólo por eso! Igual me encanta el ritual ese que instauraron en casita -vos y Angie- de tés varios, como el de naranja que estás tomando, a la tardecita o después de comer. Bah, cualquier excusa con tal de echarme un rato a divagar con ustedes! Besos! Te extrañoooo!

Tía: Bieeeeeeeeeeennnnn!! Sabía que eras de las mías! ;)

Marian: jajajaja!!! Sé que es un asquete lo de las galletitas "puchadas", como decíamos cuando éramos chiquitas. Pero como estoy solita, lo hago. En público, noooo!!
Sólo mate? A mí el mate me encanta, pero lo hago a media mañana, si puedo y hay tiempo (porque convengamos que para todos estos rituales se necesita tiempo!). Si desayuno sólo mate es como si me faltara algo! che, todavía me debés el sitio donde comprar yerba. No sé por qué, soy muy estúpida, pero no encuentro tu mail en el blog.

Besos!!!! Me voy a tomar café con lecheeeeeeeeee!

Maguita dijo...

jajaja Marceeee! aceptado cambio de maridos por la mañana, sólo por la mañana. Que me tengan el café preparado a la mañanaaaaaa??? Sólo mi madre lo ha hecho en mi vida! (bueno y Anita en Córdoba sólo un par de veces, creo y supongo, hermana)! A mí me encanta igual preparar desayunos. Mis hermanas me cargan siempre por eso, porque les rompo las bolas para que se levanten a desayunar conmigo. Sea té o lo que sea, lo importante es que me hagan el aguante en el inicio del díaaaa! (ultimamente me lo hacen ustedes con los blogs al aguante, ja!). Besos!

Malen dijo...

Me encanto el post y los comentarios! A ver, a mi me encanta el olor al café y al café con leche, es sinonimo de desayuno para mi. Pero nunca pude tomar café, para desgracia mia, porque no puedo decir vamos a tomar un cafecito, jeje. Yo desayuno con mate, es sagrado para mi, supongo que como el café para vos, y si es compartido lo disfruto diferente, para mi es estar tomando mate con mi mama y mis hermanas la pura felicidad.
En fin, que disfrutes tu desayuno y que logres convencerlo al marido, jeje. El Marian también es fanatico del café pero ahora le ha dado también por el té a la maniana, para simplificar, pobre!
Un besote enorme

Florencia dijo...

Me dió mucha risa lo del té porque a mi mardido ni muerto se lo hacés tragar, y tiene toda una teoría (ridícula aclaro) de que el té es solo para mujeres.
A mi me fascina el café con leche, desayuno con eso c/ manana y mi marido con café de filtro amargo, yo prefiero el instantaneo, dos cucharadas y pura leche mm, me fascina. Y ni hablar de tomarme un cafecito por ahí, el olor de los bares de BA donde preparan buen café son lo más, los expresos son lo más, en fin Magui, paciencia con tu hombre, compartan el momento del desayuno'sin importar que es lo que c/u está tomando, además y como dice el refrán....sobre gustos.....

Besos!

Sil dijo...

siiiiiii, yo me prendo para desayunar con vos porque así como lo pintas debe estar riquisimo el cafe, me encanta, tanto hasta que soy capaz de tomar cafe a cualquier hora y ni te cuento del cafe con leche!!! copado!!! Tal vez con el tiempo Pablito te acompañe, viste que cuesta inculcarles habitos a los hombres, jejee.
Besos

LaUReAna dijo...

Uy yo tengo todo un cronograma para eso, inalterable. Mate tomo todo el día, nuevo, frío, lavado, como sea. Pero a la mañana no me saques del café con leche porque si no no arranco el día.

Y a la noche, tarde, el té de frutos rojos porque si no no me duermo. Un beso Maguita!

Morkelik dijo...

que rico arroz con pollo!!! y sabes que es cierto esto que decis de los gustos extraños durante el embarazo. yo estoy comiendo cosas que antes ni se me cruzaban! besos