jueves, 19 de marzo de 2009

The Italian way

Mi mamá me lo hizo ver enseguida, yo no me había percatado. Las mujeres italianas (corrijo, madres de relativamente joven edad) van por la vida enojadas, con el ceño fruncido, gritándoles a sus hijos, apuradas, empujando el carrito sin importarle si ahí en su camino estás vos, tu hijo, o una anciana intentado leer el precio de la mozzarella. Parecen mucho más grandes de lo que en realidad son. Su pelo va durito, de peluquería, seguramente planchado, o con brushing, y rara vez huele a limpio. La ansiedad se lee en su rostro, en sus conversaciones, en sus actitudes. Viven estresadas, sean casalingas (amas de casa) o trabajadoras.
Pablo ensaya la teoría de que son sometidas, que son infelices, que son resentidas. Y con la más mínima solidaridad de género posible tira todo el peso de la culpa en los hombres. El hombre italiano, por el contrario, es un tipo relajado, que se ríe y habla hasta por los codos en el bar, que se va a comer pizza con los amigos una, dos o tres veces por semana. Que vuelve a su casa y se instala en el sofá, se calza las pantuflas, y se mira todo el fútbol que Sky es capaz de transmitir.
Cuando voy a una casa italiana siempre, siempre me sorprendo de que todo brille, de que no haya nunca ni un pelo fuera de lugar. Ahora más o menos entiendo la dinámica. Los italianos aman su casa, es una especie de santuario admirable, invierten tiempo y dinero en ella, no alquilan ni que los maten, a los 30 y con suerte se toman el trabajo de buscar el futuro hogar, se meten en un mutuo (crédito hipotecario) y hacen eternas excursiones al Ikea donde delinean ese hogar perfecto, ese reino que al final, mujer, se te convierte en cárcel.
Ahora entiendo por qué evitás casarte. Juro que hay otro camino, cara amica.
Prefiero tener un poquito más de polvo en casa, pero una sonrisa en el rostro, grazie.

20 comentarios:

italo_argentina dijo...

De hecho, son re aburridos estos tanos!
Les falta ese no sé qué...
Por suerte yo encontré la excepcion!

Cieguilla dijo...

Por algo me niego a poner Sky... prefiero invertir esa plata en una mujer que me venga a ayudar, quien, si bien no hace todo "tan bien como yo", me devolvio la sonrisa y el buen humor :-)

Besos xx

mardevientos dijo...

please decime que yo no soy una italian way!!!!!!!!!!!!.... no voy nunca la peluqueria.. y ni suquiera vivo enojada con la vida... y massimo no mira futbol... y luna me llena la casa de pelos... y el lava los platos despues de la cena excepto cuando a casa viene una como vos!
:)

Alicia Seminara dijo...

Yo acá también noto que las mujeres en general aparentan mucha más edad de la que en realidad tienen. Yo lo atribuyo al alcohol que consumen en cantidad!

No sabía que la casa era tan importante para los italianos! Y sí, que los hombres italianos son machistas, es muy pero muy evidente!

Maguita dijo...

Gaby: jaja, hay muchas excepciones, pero esto es la generalidad, no? que suerte que dario no es de esos!!

Ceci: jaaaaa, mas vale, una se pone terriblemente obsesiva e histerica cuando tiene tooooooda la casa a cargo, no?

Marce!!!! Noooo!!! Estuve a punto de poner una nota al pie exclusivamente para vos, ja. Vos y Massimo son exactamente la demostración de que "hay otro camino"... y yo que lavé los platos pensando en hacerte un favor a vos, jajaja! me di cuenta enseguida que lo tenés bien instruido.
Pero, en general, en Roma también es así como lo pinto? o sólo por el sur, sur? en el norte cómo será?

Ali: ah sí? es un temita de alcohol? bue, vos no sos parametro porque pareces una nenita!!
es asi, la casa es suuuuper importante para los tanos!

P. dijo...

ayyyy, Maguita... no me hagas hablar... por favor!!!
me tiras de la lengua con este tema y no paro mas...

besotes!!

Morkelik dijo...

con razon hace poco lei que las feministas italianas lograron que ninguna mujer aparezca en las publicidades de electrodomesticos. es cierto? es asi? ahora entiendo...

paularincones dijo...

Ahora entiendo a mi madre. Ella es nieta de 3 italianos y de ahí le viene. Limpia y limpia la casa pero cuando termina está de un humor que mejor ni hablarle. Eso sí, su casa la tuvo impecable hasta que se vino a vivir conmigo, ahora cuando yo limpio a fondo creo que me sube lo tano a la cabeza. Besito

Marian dijo...

Sera que estan asi porque los maridos no aportan en lo mas minimo? solo ellos salen de joda y ellas se quedan con los crios en casa??
La situacion que describis es la misma que en Holanda. La gente -con un invierno que dura mas de 6 meses...ergo todo el dia adentro- invierte muuucho dinero en los interiores (Ikea es lo mas bajito digamos... invierten en serio); siempre todo limpio, brillante y pulido. lavan los autos cada domingo por mas que este lloviendo y repasan las ventanas todas las semanas. Pero claro, ama de casa o trabajadora, la mujer holandesa esta acostumbrada a que el hombre holandes ayude... lave platos, cocine, banie al ninio a la noche, pase la aspiradora, etc... y las minas, casadas con hijos y demases, salen con las amiguetas tambien... claro, encontrarte con tus amigas implica hacer una "cita" con un mes de anticipacion, pero se hace. Nunca conoci gente mas relajada y despreocupada... hasta naif me parecen, que los holandeses... agarrados?? si, materialistas? si, pero con mecha larga digamos... nadie explota asi como asi... sera que compartir tareas te alivia el stress?

Genín dijo...

¿Queeeeee?
Aburridos los italianos?
En la casa siempre manda la mujer, y además se hace notar, de toda la vida.
Por eso, porque quien ha creado el hogar es la mujer, es tan confortable...
Si lo hubiera hecho el hombre, apenas habría un sitio para la tele, la cocina, la nevera y el sofá...
Salud

Ronnie dijo...

Es buenísima la deducción de tu marido Magui!!! Si las chicas andan caracúlicas y despreocupadas por la vida es por ese estilo machista de designar los roles de los tanos! Clarísimo!

Me encantó el post y los comments, que abren un poco el panorama de cómo es en otros lados.

Y digamos que los argentinos somos bastante parejos en ese sentido. Caracúlico/as caminando por la calle encontrás, pero compensa bastante con la buena onda; y en cuanto a tareas, por lo general está bastante repartido. Ahí se nota el famoso crisol de razas que son los orígenes de la mezcla argenta, no?

Besotes!!

tia elsa dijo...

Los primos de mi marido son italianos y viven solo para aparentar la maquina que tienen, la casa, son burros de trabajo, nada disfrutan. Ese fue el comentario de mi cuñado cuando vino de Italia, bastante decepcionado del modo de vida.

Bandida dijo...

Humm...que interesante esta vision de diferencias culturales...aca los australianos tambien invierten mucho en la casa pero todo el mundo aparenta menos edad de la que tiene porque el estilo de vida es mas relajado y las tareas de la casa se reparten 50 y 50.

Jane dijo...

Mirá vos, qué buenas observadoras.
Un embole, eh, suerte que la tenés clara y te podés distinguir. Es genial preferir la vida de uno, enorgullecerte de tu familia y tu sistema.
Te devuelvo la visita, hermoso hermoso tu pequeño, pellizcámele el cachete!

Malen dijo...

Me encantan tus miradas! Es como viajar un poco por otros mundos, por algo que no se ve. Y seguro que hay otros caminos! Te mando un besote grande

Yeyu dijo...

hola! siempre paso a leerte pero no comento.
en este caso estoy de acuerdo con vos, es tal cual, viven para tener la casa de punta en blanco y brillante y no disfrutan nada mas.
alos hombres yo tb los vi mucho mas relajados, ellas son muy estructuradas.
saludos desde patagonia

Betty dijo...

en mis pocos días en Italia, me percaté de tooodo lo que hacen las mujeres en la casa y que la tienen impecable.
Tanto es así que estuvimos visitando a una familia que tiene un tambo donde ordeñan con un robot y marido quiso conocerlo y fueron tan amables que nos invitaron a almorzar y nos mostraron la casa.
Cuando salimos de ahí, le dije a mi marido que si ese matrimonio venía de visita a Argentina como manifestaron que era su intención, yo me tomaba un mes sin ir a trabajar para limpiar y ordenar mi casa, porque me iba a avergonzar en mostrala jajajaj por suerte aún no han venido...
un beso

Marina dijo...

JAJAJA!!! Es tal cual!! nunca en mi vida he visto la casa de una familia italiana en desorden! Creo que es como dice una de las chicas, con los inviernos tan largos tienen que acondicionar la casa de forma tal que puedan pasar eternas jornadas lo mas comodos posible.
Hiciste un retrato muy fiel de la tipica mujer italiana, hasta el pelito "durito" de peluqueria, pero no tan limpio como brillante je!! conozco algunas que se lo lavan solo cuando van (1 vez x semana) a la peluqueria, puaj!

Úrsula dijo...

Linkeando llegué hasta "Vida Itinerante" y desde entonces leo cada tanto tus post en silencio, cuando mi trabajo y el tiempo siempre tan tirano me lo permiten. Esta entrada me llamó la atención; yo creía que esa actitud (casi beligerante) de la mujer italiana era ficción, que tan sólo se veía en las películas. Había sido cierto... Ellas van por la vida enojadas y con el pelo sucio!! (Esto último me impresiona). Entonces podemos que el aspecto de sus casas es inversamente proporcional al aspecto personal?
Saludos argentinos!!
PD1: Te invito a que te des una vuelta por el mío, un blog más bien tranqui.
PD2: Ya voy a leer con más detenimiento el último post.

Maguita dijo...

Me pongo a contestar los comentarios de este post!!

Pau: sisi, quiero tirarte la lengua, contate algooo!!!

Mork: yo tambien habia leido algo asi pero en Argentina, no se de donde lo sacaron, aqui las publicidades siguen siendo tan machistas como antes, nada que ver. Salvo la de un limpiador de baño y un detergente para lavavajillas que incluyen al hombre dando consejos a las mujeres. Pero en un tono tan inverosimil!!!

Paula: ja, los genes son fuertes eh!!!

Marian: me retracto, aca tambien Ikea es lo mas bajito. Pero los jovenes compran Ikea, sera que las nuevas generaciones vienen mileuristas nomas. Pero el otro dia escuchaba a dos señoras grandes por la calle, que decían "no, la casa, todo Ikea, un desastre"... ay lo que daría yo por una casa así!! =)
Y respecto a tu teoria, parece que si, compartir tareas definitivamente alivia el estrés!!

Genín: Vení un poquito a mi hogar y verás que ni siquiera aquí mando yo. Je. Besos y salud!

Ronnie: La verdad que parece que aquí no se enteraron todavía de la revolución feminista... a veces me siento una hija de re mil puta explotadora de mi marido! (por simplemente compartir tareas!).

Tía Elsa: Tal cual. Materialistas, viven para aparentar... burros de trabajo, emmmm, seguro tu cuñado fue al norte de Italia, no? porque acá se trabaja bastante poquito, je, lo justo y necesario!

Bandida: me mudo a Australia yaaaa!

Jane: no sé si la tengo clara pero no podría sobrevivir intentando ser como ellas!

Malen: me alegro tanto de que te gusten!!

Yeyu: gracias por comentar!!!! bueno, bueno, me quedo tranquila que no soy la única que tengo esta visión!

Betty: me hiciste reír, jaja! ya con el patio que tenes, se van a caer de culo estos tanos, que no saben lo que es una casa en medio del verde!

Marina: Gracias por tu visita y gracias por permitirme conocerte! qué suerte que compartamos la visión de la "donna italiana"! lo del pelo yo todavia no lo puedo creerrrrrrrrrr... pero cada dia lo confirmo mas. Se lo lavan una vez por semana, o poquito mas.

Ursula: Gracias por tu visita tambien a vos y por la invitación al blog, ya estoy pasando por allí! Es así, tu palabra está perfectamente usada: una actitud beligerante hacia la vida! Ojo que en muchos casos las admiro eh, tienen un sentido práctico que les permite llevar adelante un montón de cosas. Y bué, de todo se aprende! (pero el pelo me lo seguiré lavando todos los días, juro!).