jueves, 24 de septiembre de 2009

Los segundos 15

Mi abuelo, que lee este blog, y habla poco pero se hace entender muy bien (o sabe cómo hacer llegar sus comentarios y pensamientos de manera sutil), le dijo el otro día a mi mamá: "las chicas no se dan cuenta que ya tienen 30, que tienen hijos... creen que todavía son las Chalecos". Ja. Me hizo reír mucho y viéndonos de afuera, creo que sí, que tenés un poco de razón, abu.
Aclaro, "las Chalecos" era el nombre de nuestra barra en la adolescencia dorada que mi querido abuelo dice que nos negamos a dejar atrás. Chalecos viene de "Chalecos de fuerza", ahórrense las alegorías, porque creo que ni sabíamos lo que significaba, nos gustó la palabra en el Pictionary y ahí fue, a bautizar la barrita de inseparables amigas que éramos y por suerte somos.
Y sí, no sé si está mal, bien, más o menos, pero así estamos. Yendo y viniendo para todos lados juntas. Consultándonos si el retoño tiene laringitis, faringitis, compartiendo los bichos de nuestros críos, opinando sobre los antialérgicos, los antibióticos, la competencia o no de los médicos; yendo a comprar los regalos de los cumples de 30 con el mismo entusiasmo que comprábamos los de 15 (en aquel entonces poníamos cinco pesos y nos alcanzaba para un montón, ahora tenemos que poner 30 o 40!!!)... respetando a rajatabla los miércoles o jueves de jugar a las cartas, peleándonos porque ellas hablan demasiado, que la canasta la inventó un mudo, que no podés ser tan colgada, que cómo no me bajás los puntos, que por qué, por qué no puede serrrrrrr, yo con vos no juego más, en seriooo!!!
Con maridos más y menos comprensivos (el mío se lleva todos los honores), con niños a cuestas o sin ellos, saliendo en bici, en auto o en moto, disfrutando los días cada vez más largos. Son una bendición que me tiene feliz, me tiene entusiasmada como quinceañera, mimos que se suman a los de la familia ya inigualable que tengo.
Y mañana llega ella... que hace dos años no veo. Con J. Con todas sus historias de maternidad, de patagonia, de lejanía; con todas esas historias que imagino a través de las fotos de facebook, de los mails y llamados, pero quiero escuchar de su boca, de sus ojos.
Por algo se prolonga toda esta estadía. A veces parece pesadilla. Pero en general es milagro, un milagro dulce y tibio que tengo que aprovechar hasta el fondo, sin dejar de relamer ni una sola gotita.

11 comentarios:

Genín dijo...

Claro!
Que rico reunirse con gente que se conoce desde tantos años atrás!
Felicidad para las "Chalecos" jajaja
Qua la pasen genia!
Besos y salud

Ronnie dijo...

Sabés que leía y pensaba "por algo se prolonga su estadía en Arg..."... justo cómo terminaste el post.

Y en todas las oraciones anteriores, justificaste muchos de los días y noches de estadía forzada por tus pagos.

Qué lindo es tener esas amigas, ese grupo de pertenencia y de contención. Yo por suerte también las disfruto, por lo que interpreto ese tipo de sentimiento... y escucho en tu abuelo tantos comentarios!!!!

Besotes. Qué lindo se te lee!!!

perica dijo...

los 30 son la confirmacion de que esas amigas son para siempre.
es alucinante esa seguridad.

Malen dijo...

Puro placer este post! Qué lindo!!!! Disfruta mucho!!!
Besos!!!

Betty dijo...

pero que bien lo estás pasando y con la llegada de otra amiga, se va a poner mejor aún!!

a seguir disfrutando el día a día que es lo importante.

besos

mariana dijo...

Yo quisiera poder andar por la vida con mi grupo de amiguetas de cuando era joven... mientras que uno este bien y cumple con lo que DEBE hacer, no es necesario dejar de ser feliz, no?? Que ganas de jugar a las cartas!

Constanza dijo...

te puedo envidiar? (sanamente, por supuesto!)
dis fru tá
para pesadilla me parece demasiado placentera. sí, es milagro tibio y dulce.
un beso!

Mai dijo...

Yo también te envidio... desearìa quedarme muda de tanto hablar con mis amigas e ir a hacer shopping juntas, jugar a la canasta y compartir todo lo que vos estàs haciendo con tus Chalecos. Pero estoy tan lejos de que se me pueda cumplir...
Se te siente con el corazon lleno de alegria! Me alegro mucho por vos!
Besos

Ronnie dijo...

Yo te cambio la canasta por el chancho vaaa

(si vas a pelearte x un juego de cartas, que sea con todo y con alguna marca de sangre por haber hecho chancho con la mano llena de anillos!)

quehagoaqui dijo...

Asi mismo!! que maravilla simplemente disfrutala , saboreala , que no siempre estamos en ese estado y con toda la gente que queremos cerquita.

besos ;)

Sil dijo...

Ja, bueno, entonces te perdonamos por no postear, andá a loquear con tus amigas, ya vendrán tiempos más tranquilos para que nos cuentes todito todo.