miércoles, 25 de noviembre de 2009

Frustración

Me frustra en un modo importante no lograr que mi hijo vaya contento a la guardería. Sé que es el mínimo precio que nos tiene que hacer pagar por todos los cambios a los que lo sometemos, pero verlo llorar cada vez que lo dejo, escucharlo desde que se despierta "guarre nooo", y enfrentarme a sus compradores "mañana mamá, sí? mañana la guarre, ahora toboán, sí?" es como demasiado para mi no muy recio temperamento. Yo generalmente no claudico, pero lo mando una horita y media, dos horas... así, casi como un chiste. El padre si tiene la mañana libre ya está, es causa perdida, se lo lleva al mar. Y yo digo y sostengo que así nunca se va a acostumbrar. Entonces ahora lo llevé un par de horas a la tarde, a ver si con el horario cambiado disfruta más. Y yo logro terminar una nota urgente sin tener que levantarme a las seis o trasnochar hasta las cuatro. Vicisitudes de los home-workers... (no, problemas no, no tengo la desfachatez de llamar a esto un problema! pero necesitaba decirlo!).

8 comentarios:

Mariana dijo...

Lo que uno llama problema son variables por persona, no? bue... esto te provoca un trastorno asi que podes llegar a llamarle un problema.
Estoy de acuerdo con vos con que la perseverancia y constancia... la regularidad son lo que al final ganan... pero es un trabajo duro. Yo no se mucho que decirte, no tengo truquitos porque Seba siempre fue contento al jardin...pero uno tiene que mirar a futuro y pensar en que es mejor par ellos (y uno) no?
Mucha suerte!
Como te trata Sicilia?

Genín dijo...

No, no es un problema, pero seguro que al soltarlo te sientes mejor...jajaja
Besitos y salud

Nicola y mama dijo...

Te leo desde hace mucho tiempo, y me encanta como escribis. Para mi la adaptacion de Nicola en la guarderia siempre fue problematica, hacia 2 meses de vacaciones en verano, una adaptacion larga, 3 meses de guarderia, 2 meses que ibamos a Argentina y otra vez adaptacion, lloraba como loco, y a mi se me partia el corazon, empezamos de a poco, pero tratamos de no saltar ningun dia, ahora va mucho mas contento, aunque se levanta y dice "bambini no", se termina solito convenciendo!! Es dura, pero no aflojen, entre los nenes se divierten tanto!! Besos. Sol

mardevientos dijo...

Si yo fuera Emi, creo que tendria el mismo problema que el.
Y si probas a darle una continuacion de su vida de la guarde en casa? Preguntale a las maestras que canciones escuchan y haceselas escuchar en casa tambien, fijate si las maestras se prenden a que lleves algun cd con las canciones que le haces escuchar en casa vos..
Asi Emi siente que hay alguna conexion entre su mundo familiar y el de la guarde.

Ronnie dijo...

La verdad que todo lo que se diga sobre lo que sentís con relación a un hijo y sus dramas, dramitas o dramones es medio raro, porque cada una tiene derecho a sentir lo que quiera, y a sentirse la peor o la mejor, ni siquiera existe correcto o incorrecto... así que lo único que me sale es ponerme en tu lugar y darte ánimos de que todo pasa.

En el fondo, si en la guarde se divierte, tratá de hacerle el hábito pero no lo desvíes mucho de la rutina... una vez que está ahí si la pasa bien obvio que "sufrir", no sufre, así que quedate tranqui con eso.

¡Comprendo totalmente esas horas preciadas usadas para trabajar, que sino tenés que "compensar" con sacrificadas trasnoches!

Así que ánimo, y sacate la frutración mirandolo desde el lado que es completamente normal y lógico de un nene que adora su casa y a sus padres, que no se acostumbre automáticamente a cada mudanza (de personas y ciudades)... habla de la normalidad con que está creciendo. Hay que acompañar los procesos con paciencia y listo. Tranqui nena!

Muchos besos y qué lindo vivir cerca del mar!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

http://www.elblogalternativo.com/2009/11/23/la-guarderia-no-puede-criar-saludablemente-a-un-bebe-entrevista-a-eulalia-torras-de-bea-medica-psiquiatra-infantil-y-psicoanalista/

Valeria dijo...

Claro que es un problema Magui, si te frusta y te complica la vida es un problema. A que madre le gusta dejar a su hijo llorando? Me asusto un poco el titulo del articulo que dejo Anonimo porque lamenteablemente para un monton de Mamas no hay alternativa a dejar a los hijos en la guarderia cuando hay que trabajar y la familia esta lejos. Dale tiempo a Emilio, vas a ver que pronto encontrara algo que lo atraiga en el jardin e ira mas contento. Y no es moco de pavo el tema de los viajes y las mudanzas, a los chicos tambien les cuesta adaptarse y como nosotros, necesitan tiempo. Un beso

Anónimo dijo...

Soy la misma del artículo. Evidentemente no pretendía atacar a la mamá, la mayoría de las madres se tienen que separar de sus hijos para trabajar (en casa -las más afortunadas- o fuera); pero lo que NO nos pueden hacer creer es que es "mejor para ellos" cuando tienen menos de 3 años, eso va de la mano de un modelo de carrera profesional masculino en el que no podemos pararnos un par de años porque 'perdemos el tren'.