viernes, 23 de abril de 2010

Trasnochar o madrugar, ésa es la cuestión

Son días en los que uno le trata de robar el tiempo a la vida, de correr más rápido que el reloj, de lograr que las 24 horas parezcan 25, o que mis 30 parezcan 20, porque al final de cuentas, al único que le robo horas de sueño es a este pertrechado cuerpito. A veces pienso que por qué no puedo quedarme quieta, no recuerdo tener esa sensación de no tener que hacer nada desde... no, nunca, nunca. Será que fui de esas niñas que iban a danza, a tenis, a dibujo, a cerámica, a piano, a taller literario, a teatro, a gimnasia artística, a natación doble turno en el verano... gracias padres. O será que soy así de fábrica nomás. Y la mayoría de las mujeres lo somos, sin duda. Multifunción.
Pero tampoco quiero perderme de jugar con mi nene, y si el tiempo lo permite, de tirarme al sol con él un rato al mediodía como hice hoy. Sobre las piedras tibias, y con el mar calmo. Y decirme casi en voz alta que la naturaleza es tan generosa que qué importa si hace tres meses que los sicilianos no pagan el sueldo de tu marido y que tus pagos entran a cuentagotas. Y también atrasados.
Y tampoco pude evitar tomarme un aperitivo con mi amiga-vecina. Ni aceptar la invitación de pizzas caseras en lo de otra amiga. Y con la pila de trabajo que tengo que entregar el lunes, llegado a este punto la dicotomía es clara: o madrugás o trasnochás.
¿Ustedes qué prefieren? Yo debo admitir que tengo poco aguante para las trasnochadas. Después de un poco siento que se me empiezan a cruzar las letras, que la cabeza se me abomba y que todo el cuerpo empieza a entrar como en otra dimensión. No sé. Siento que estoy forzando algo. No me gusta ir en contra de los ritmos naturales. En fin, locuras mías. Pasar de largo... sí, lo he hecho un par de veces, muy muy contra mi voluntad. Sólo en los lejanos tiempos de la facu.
Hace un tiempo ya que pongo el despertador a las 6.30, a veces a las 6, cuando estoy muy loca, a las 5.30. Levantarme al alba me cuesta menos. Y me rinde, me rinden mucho esas horas de la mañana! Hasta las 9, 9.30 que arranca el resto. Claro que a la noche, 10.30 estoy como si me hubiera pasado arriba un camión. Pero resisto estoica hasta la medianoche.
Hoy son las tres menos diez de una madrugada de scirocco... y no hay dicotomía que valga, se trasnocha y se madruga.
Buona notte!

16 comentarios:

Constanza dijo...

TRAS NO CHE!!!! (son las 23h49 por estos lares ahora, y recién empieza mi tiempo para MI 100%). suelo acostarme alrededor de las 2. el despertador siempre a las 6h00 o 6h30, pero por lo gral salgo de la cama tipo 7h00 o 7h30 (aguante el snooze!).
claro que me levanto a esa hora porque no tengo más remedio, pero los findes... ahhh qué placer. en la cama hasta que se pueda.
besos magui! (el rey sol está más comestible que nunca!)

Alicia Seminara dijo...

Definitivamente, como Constanza, yo rindo más a la noche. Puedo terminar exhausta pero trabajo mejor a la noche que levantándome temprano.

Si me levanto muy temprano, pierdo tiempo en taradeces, no me concentro tanto. Como sé que tengo un día por delante, voy diferente.

En cambio, en la noche, sabés que tenés como un límite de tiempo, entonces, por lo menos yo, me concentro más.

Valeria dijo...

Hasta las 9.30 no se levanta Emilio? Guau, yo en ese tiempo me hago medio turno de trabajo te digo! No sabes como te entiendo. A mi el cerebro me funciona mejor a la mañana pero mi nene se levanta a las 7 y yo a las 5 no me voy a levantar a laburar ni loca, I'm sorry!

Sigan disfrutando el solcito.

Genín dijo...

Pues has tocado un tema que no es que tenga oculto, pero como se que es una exageración no suelo entrar en muchos detalles y paso de largo, ahora voy a empezar a modificar mi horario porque el mes que viene tengo visitas, pero actualmente no me acuesto antes de las 5 am, pero entonces leo o escucho radio, así que no me duermo antes de las 6 am, así que aunque duermo 7 horas, me levanto a la 1pm, porque con menos de siete horas de sueño, no me va bien.
Como ves soy noctambulo perdido, y es que me encanta, no es que el dia no me guste, pero de esta manera tengo las dos cosas, incluso he visto amanecer y luego me he acostado, no defiendo esto, pero es así.
Besitos y salud

PD: Los sicilianos que paguen!

Maguita dijo...

Cons: aguante el snooooooooze! hoy me falló y me terminé levantando 9.30 la p... madre... jajajaja! Gracias por lo del rey sol, ya se vienen posts alusivos, je.

Ali, es una carrera contrarreloj de noche, si no fuera porque fisiológicamente se ve que no estoy preparada, sería ideal!!!

Vale: el niño me salió trasnochador, se duerme después que yo. Qué sé yo, se duerme a medianoche, a veces aguanta hasta la una. Qué horror para las madres europeas, lo sé. Pero no puedo cambiarle los horarios!!!! Ya se me viene el jardincito con horario estricto, y ahí se comenzará. Socorro, a partir de setiembre tengo niño en edad escolar!!!

Genín, pues qué confesión!!!!!!!!! jajajajaja!!! Yo trabajo con colegas en Argentina que hacen eso, trabajan hasta las siete y después se despiertan al mediodía. Yo por más que luego duerma siete horas, no sirvo para nada!!

Anita dijo...

Mi ideal: combinar las dos cosas.
Es decir, quedarme hasta la 1 de la mañana y después poner el desperatdor 6.30 o 7hs. Eso, cuando no tenía demasiados horarios pero si cosas para hacer.
Ahora que trabajo con horario corrido 9hs más 1 entera de viaje, trato de hacer cosas cuando puedo! No me acuesto antes de las 23hs, pero no me levanto antes de las 7hs.
Besos!

Anita dijo...

Ah! y me faltó aclarar...siestita reparadora después de almorzar, algunos intervalos televisivos y el prime time...in-to-ca-ble!!
Toda la vida fue así... en la secundaria, estudiaba de 19 a 21hs! jajajaj

mardevientos dijo...

Tas locaaa...!! despierta a esa hora trabajando!--
Aunque si en realidad te confieso que si yo estuviera en tu lugar, quizas haria muchas noches eso, y casi nunca optaria por lo de madrugar! Trasnochar a full Magui! Para mi es asi!
Que lindo que pudiste disfrutar de las pieditas, el mar y el sol con Emi!
Besoss

Ronnie dijo...

A full la trasnoche. Me da la sensación de que tenés todo el tiempo por delante. En cambio a la mañana es como que tuvieras un deadline y estás más pendiente de qué hora es, cuánto te queda, etc.

(...bueno, en realidad es "estoy" más pendiente bla bla bla, porque es por lo menos lo que me pasa a mí)

Igualmente, mi horario normal es matutino porque la gorda está en el jardín, pero no "más matutino" que eso. Esas horas que robo a full a la trasnoche!

Besos!!!

Mariana dijo...

Vos pensa que ya vendran momentos de tranquilidad. O pensa que hay tanta gente que quisiera tener una vida con tanto proposito!!!:)
Yo me levanto normalmente a las 6.30... hasta las 12 no voy a la cama. Y no lo noto. Si, a las 8pm me agarra asi como un bajon ...el cuerpo se me duerme un poco. Pero por ej. Hoy me levante a ls 6.30... a las 7 estaba caminando en el bosque. A las 8.30 estaba trabajando en el jardin (rediseñando todo). Para las 11 estaba al fono con una clienta de Alemania... almuerzo...blabla... y despues me pongo en el jardin otro rato..al sol. Hay sol por fin. Es sabado asi que de laburo nada pero normalmente me pondria a laburar. Si no me levanto a esa hora, no llego. Y realmente...prefiero eso a los años que tuve de no saber que corrrrrno hacer con mis horas.
Vos podes...metele!

Mai dijo...

Yo no me puedo dormir si sé que tengo algo por entregar-estudiar-terminar. Entonces por fuerza debo trasnochar y después madrugar, porque llega un horario en el que los ojos se cierran solitos y un par de horas tengo que dormir.
Igualmente adoro el silencio nocturno!
Besos Maguita!
PD: Qué maldito vicio siciliano de atrasarse con los sueldos! No sabés como te entiendo...

virgi dijo...

Hola Maguita, vengo por el comentario que dejaste en mi blog. Me diste una sorpresa increíble...¡imagínate! una persona que vive en esa isla maravillosa y encuentra el texto que hice sobre ella. Yo he estado en Italia por diversas razones y conozco varios lugares, un país único. La experiencia de Sicilia fue una gozada, espero volver a la otra mitad que me falta (la oriental).
Un fuerte abrazo, gracias por tus palabras.
¡Ah, he paseado por tu blog y me ha gustado mucho, tienes un niño precioso!

Betty dijo...

odio madrugar, pero por mi trabajo me veo obligada a levantarme todas las mañanas a las 7 hs....

cuando el tiempo no me alcanza, me quedo por las noches a terminar lo necesario.

pero es como dices... siempre terminas cansada, porque "robás" horas de sueño!!

besos y segui disfrutando de todo lo lindo que mencionás!!

Maguita dijo...

Bueno, tenía los comentarios ya respondidos en un bloc de notas que me quedaron colgados porque mi conexión de internet va y viene, je, pero se me vino el deadline del lunes y allí quedó todo. Ahora los retoco un poco y allí van... jeje.

Anita: sabés que yo no logro dormir siesta... ése es mi problema. Salvo que esté absolutamente reventada, una vez que arranco no paro!

Marce: el viernes me tocó trasnoche, pero no de trabajo!! salida de mujeres solas... después me tuve que poner al día trasnochando y madrugando todo el finde, pero bué! calavera no chilla.

Ronnie, toda la razón, la noche te da esa libertad! mi deadline era ayer lunes. Y luego vendrán otras y otras, si el laburo sigue fluyendo!

Marian, yo empecé a tomar ese ritmo, de dormir a las 12 y levantarme 6/6.30 y es genial debo decir, es verdad que no se nota. Pero por ahí hay que hacer extras... y se vienen las trasnochadas y se me va el ritmo a la mierda. Y coincido totalmente, prefiero toda la vida estar hasta las manos, tener un ritmo intenso, que las horas eternas en las que no sabés qué catzo hacer!

Mai: finalmente ayer terminé la laaaaaaarga traducción que me tenía como loca. El tema es que tengo fechas de entrega de una semana para la otra, así que siempre me queda algo para hacer cuando me voy a dormir, je. Pero bueno, obviamente, tengo el trabajo dividido por días. Así es más fácil llegar al objetivo! Y sí, lo de atrasarse parece que es una costumbre bastante difundida en Sicilia. Me pone locaaaa!!!

Virgi: gracias por pasar y por tus comentarios! Fue una hermosa sorpresa para mí también encontrar tu blog en medio de las búsquedas que realizo todos los días por trabajo. Y encontrarme con que habías estado por aquí, por esta isla preciosa. Italia es un país hermosísimo, he tenido la suerte de poder recorrerlo bastante en estos últimos años. Me falta el norte!!! Te sigo leyendo... un beso!

Betty: Sí, tener un horario fijo de trabajo es una bendición y una maldición al mismo tiempo, como lo es no tenerlo, en mi caso. Dependo totalmente de mi autodisciplina, por eso este post era una especie de test para ver qué me convenía, jajaja!

perica dijo...

yo ya no puedo ni una ni otra. pero de tener que elegir prefiero trasnochar. no pueod levantarme nunca antes de las 7. salvo maniana que a esa hora tengo que etsra sacandome sangre. o sea que muy oportuno tu post!!!!

sicilianos paguen los sueldos mierda carajo!!!

Maguita dijo...

Peri, gracias por sumarte al reclamo con carajo incluido y todo. Me empieza a molestar que Pablo ande con cara larga. To-dos-los-a-ños-lo-meees-mooo. Este parecía que zafábamos, pero no. Si no es por H es por B, diría mi madre.