sábado, 2 de abril de 2011

algo así como un balance

Me cuesta arrancar con el blog, aunque las energías han vuelto para todo el resto. Sin dudas el segundo cuatrimestre del embarazo (voy a decir una perogrullada, una verdad archi trillada, pero es así) es el mejorcito y hay que aprovecharlo. Estoy en la semana 23, casi 24 y hasta hace unos días, la verdad que casi que ni me sentía embarazada.
Me siento como en época de balances. Raro por ser 1º de abril, pero mi vida sigue estos extraños ritmos, ya lo sabemos. En poco más de 20 días armo las valijas de nuevo y me vuelvo a Argentina con el niño. El señor padre de las criaturas volverá con suerte a mediados de junio, con menos suerte a fines. Pero esta niña, mi Fede, debería estar llegando a fines de julio, así que... que aguante.
El 2010 fue demasiado bueno para nosotros. Viste cuando te pasa todo, todo lindo en un año. Todo bueno. Da como miedo. Porque dicen que el mundo es así, que la vida cumple la ley de compensación, el yin y el yang. Pero disfrutemos mientras tanto, que seguimos en la buena. Cada tanto quiero mirar hacia atrás en el blog, a veces lo hago, otras me da terror enfrentarme a sufrimientos pasados. Llegar a Capo, a Sicilia, a este lugar increíble, a un equipo y una ciudad que respira básquet, y básquet profesional, ganar un campeonato, quedarte en el mismo lugar, encontrar buena gente año tras año, seguir en la misma casita -mínima- pero nuestra casita, tirarme a la pileta con los servicios de traducción y que me vaya tan bien como nunca podría haberme imaginado, encontrar gente maravillosa también a través de este trabajo, seguir trabajando con la gente de Argentina que es también gente maravillosa, poder dar trabajo a mis amigas y colegas, tener la suerte de poder contar con gente, y confiar en la gente. Y eso, la gente, la gente. Las personas. Cuánta diferencia pueden hacer las personas.
Emilio es capítulo aparte. Párrafo aparte. Un mundo aparte. Es TODO. Pero bueno, ahora también está la Fede, je. Es ir a buscarlo al jardín y sentir que brilla distinto. Es una boludez, es sólo que él levanta la mirada y le brillan los ojos, le brilla la sonrisa de oreja a oreja, le brillan los cachetes, todo, porque claro, llegó su mamá a buscarlo. Qué boluda soy. Y brilla todo para mí también. Finalmente encontré un jardín al que va contento. Recuerdo haber escrito posts angustiada porque lo dejaba en el jardín llorando, y nunca nunca pude antes "comprar" la idea de las guardes y los jardines porque de verdad que Emi no la pasaba bien. Ahora... lo dejo y tiene tantas ganas de entrar a jugar con sus compañeritos y hacer actividades, que me cierra la puerta en la cara. Tiene una maestra que tendrá 55 años (la otra también ronda esa edad) pero es una GENIA. No sé, debería escribir un post aparte sobre la escuela y el jardín, lo sé... porque para mí es una maravilla, otra bendición que se sumó a todas las de estos últimos años.
No sé, qué más puedo decir, quizá sólo gracias. Gracias.

11 comentarios:

Mai dijo...

Cuanto me alegro Magui que todo brille a tu alrededor!
Si todo funciona de maravillas, que no te de miedo... disfrutà!!!
Serà el compenso por las épocas dificiles que ya viviste!

Emilio està gigante, todo un hombrecito! Yo no veo la hora que sea septiembre y poder dejar a Mati en el jardin para ganar algun momento de paz!!!

Y aunque te vuelvas al pago, no dejes de escribir eh!

Besote grande y "in bocca al lupo"!

Alicia Seminara dijo...

Hermosa tu vida Magui, y es bueno dar gracias. Te hace sentir más feliz.

Y te entiendo eso de sentir como una especie de miedito que ande todo bien.

Besos!

Betty dijo...

Que buen resultado arroja esta balance!!! espero que el año que lo vuelvan a contratar a Pablo en Capo y sigan disfrutando esa hermosa vida los CUATRO!!

Besos

Genín dijo...

No te asustes porque te haya ido bien, es cierto que asusta un poco pensando que lo malo tiene que llegar de un momento a otro, pero no tiene que ser así necesariamente...
¡A seguir siendo feliz toda la vida!
Feliz embarazo...
Besitos y salud

tia elsa dijo...

Tenes razón que cuando todo va lindo te da como cosita, bueno esperemos que siga bien. Que bueno encontrar un jardín al que tu niño va contento, es fundamental, yo también lo vivi con los mios y es una gran angustia no encontrar ese lugar donde se suponen que ellos tienen que ir a divertirse y ser felices. Todo lo mejor para esta nueva etapa.

perica dijo...

que lindo cuando volves asi con esa sonrisa que se te ve a través de la pantalla :)

Pompina dijo...

Ay Magui, cuántas novedades, qué lindo todo! Hacía mucho que no blogueaba y de repente me encuentro con esta noticia :) Te mando un beso enorme.

Mariana dijo...

No vivas esperando que aparezca la mala suerte a la vuelta de la esquina. Viste que muchas veces, dicen, cuando uno esta animicamente bien, solido, las cosas malas quizas pasan...pero no parecen tan malas porque uno esta mejor preparado para afrontarlas... asique...que vengan si quieren, vos podes darle pelea.

QUe lindo que la vida brille igual...

Maguita dijo...

Muchas muchas gracias a todos!!!!!

Mai, no te preocupes que ni loca abandono el blog, vendrá medio salteadito como hasta ahora, pero el blog siempre está!

Ali, lo del miedito es una ridiculez cultural impuesta, heredada, inoculada, qué sé yo, algo que tenemos pero que no deberíamos tener, lo sé. Pero lo escribo como para exorcizar! Besos enormes. Y espero que podamos conocernos!!! :) :)

Betty, sí, seguir en Capo estaría genial. Por todos y cada uno de los miembros de la familia!!! Pero creo que sobre todo por Emi! Y si no, como pasó con el primogénito y Cagliari, a la niña también habrá que traerla a "conocer" dónde fue concebida! Eso es ley!

Genín, tengo un amigo que dice, cada vez que nos vemos: "se puede ser feliz siempre! es mentira eso de que no se puede!". Y cuesta entenderlo, pero tiene toda la razón. Besos y gracias.

Tía Elsa, qué lindo verte por aquí. Lo del jardín de Emilio a mí me tenía bastante preocupada. Hoy, finalmente, muchas cosas que me tenían mal, o bastante mal, sobre la maternidad, se han ido acomodando. Y sé que mucho -o todo- tiene que ver conmigo misma, con resolver asuntos internos, una especie de balance no? de limpieza general!

Peri: qué lindo que puedas ver la sonrisa!!!!!!!!! abrazo gigaaaaaante!!!

Pompi!!!! qué buenísimo verte de nuevo por aquí!!!! Aquí el blogueo anda también medio esporádico, pero no aflojamos. Te mando besos enormes y mil mil gracias. (Vos no pensás volver a escribir??? daaaale!!!).

Marian, muy bien esa reflexión!!!! gracias amiguísima virtual!

Besos a todos!!! Y buena vida.
No, buena no (Emilio se corrige así, y agrega...) buenísimaaa!!!

:) :) :)

Natalia dijo...

Muy emocionante tu post!!! Que todo siga mu Bien!!!

Cookie dijo...

Magui,

segui disfrutando de tu embarazo, de tu familia y de todo lo lindo que te esta pasando