jueves, 20 de agosto de 2009

Lavado de cabeza

Renové mi cabeza. Al menos, lo que se puede renovar de ella. Lo que es más fácil y rápido e indoloro. Nada revolucionario, eh. Reflejos, como siempre. Y con papelitos. Ni siquiera sufrís ya con esos pinchazos de las gorras aquellas, y la agujita de crochet como instrumento de tortura. Pensar que mi hermana alguna vez me confió su cabellera dorada con aquellos elementos. Pero qué lindo que te laven la cabeza como sólo saben hacer los peluqueros. Que te froten suavecito y vigorosamente a la vez. "Lo bueno termina rápido", me dijo. Se dio cuenta, era bastante evidente, que me hubiera quedado ahí relajada por un buen rato más. Pensando en absolutamente nada. Leyendo la Gente sin culpa, sintiendo tanta pena por ese hombre que fue Michael Jackson pero que podrían ser tantos otros, sin infancia, lleno de presiones y abandonado a su destino. Sin querer o sin saber repitiendo su historia con esos otros tres chicos que dejó atrás.
Y esta tarde toca el otro lavado. Toca someter a la cabeza a otra transformación. O al menos intentarlo. Este seguramente no será indoloro. No creo salir indemne de la primera sesión de psicólogo después de muchos muchos años. Sé que necesito terapia hace rato, bueno, quién no lo necesita. Después de todo, somos el país con más psicoanalizados del mundo, dicen!! Pero siempre con mi historia de idas y vueltas, que para qué empezar si ya me voy, y allá en Italia para qué, si acá van sólo los locos... que no, que me la banco. Y no, si no me la banco acá voy, acá estoy, acá empiezo. Deséenme suerte.

14 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Suerteeeeeeeeeeeeeee!!!!

Betty dijo...

que te laven la cabeza, es lo más agradable que hay!! o será que lo aprecio tanto, ya que es tan esporádico jaja

suerte con el "otro" lavado !

besos

Marina dijo...

Tranqui que te va a ir bien!! el primer paso, que es empezar, ya lo diste asi que ahora a sacarle jugo a la terapia.

Besos y mucha suerte!!

Genín dijo...

¡Mucha suerte!
¡Que todo les salga bien!
Besitos y salud

Ronnie dijo...

Me pongo en el lugar del analista, si le comentaras que ese día lo habías dedicado a "la cabeza" en su sentido completo... de por sí con eso ya tiene material para empezar!!

Buenísimo (las dos cosas)!

Besos,

Malen dijo...

Qué bueno!! Liberar la cabeza siempre viene bien. Para mi la terapia es como limpiar cosas que quedaron sin resolver, y poder salir mas liviana, con menos cargas cuando terminas.
Mucha suerte! Besos

Florencia dijo...

Maguita; tanto tiempo!!.

La peluqueria y los mimos que implica es un pequeño placer que de vez en cuando está buenísimo darse (te lo dice alguien que como mucho va dos veces al año) y la terapia suele no ser tan relajante, es más cara y te sacude bastante más que las dulces manos del peluquero peeero, como decíamos con una amiga, es una inversión a largo plazo que vale la pena llevar adelante.

Suerte con todo!!

Bandida dijo...

Manguita: fuerza m'hija! vaya con confianza, la terapia siempre hace bien!

Mai dijo...

El lavado externo es muy relajante... espero que te relajes por dentro, pero que no te laven demasiado la cabeza! Besos y suerte!

Marian dijo...

Yo tengo sesion con la peluquera la semana que viene y me pienso cortar los pelos radicalmente!
A mi me encantaba sentir el plupluc de la gorra!!!ajjaaja
EN cuanto al psicoloco, yo mataria por poder estar haciendo ahora. La ultima vez que hice, con Sebs bebe en ARG, fue solo un mes...yendo 2 o 3 veces por semana...orque no me daba el tiempo sino. Y realmente, aunque en terminos relativos fue corto, como sirviooooooooo!
Asi que mucha suerte nena... es un paso adelante tomar las riendas de la vida propia :)

Marian dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
madre hay una sola dijo...

¿Y? ¿Dolió mucho? Yo estoy pensando en ir, pero me da una fiaca, y un cagazo, y una curiosidad (todo junto).

tia elsa dijo...

Mucha suerte Maguita!!! besos tía Elsa.

Maguita dijo...

gracias che!!! no, no dolió tanto! pero... viste que siempre el problema está donde uno no lo busca. uno pone el problema en un lugar, le da forma, lo materializa (cómo dicen los psicos? no me sale) en algo que nada que ver. es la punta del iceberg. y todo el mambo viene por abajo, por algo que ni idea, o que no le dabas bola, pero está ahí enterrado. y eso es lo que uno no tiene muchas ganas de ponerse a hurgar. pero es necesario trabajarlo. de todos modos, no sé cuánto duraré, pero ya darme cuenta es algo!