jueves, 17 de enero de 2008

Italia, vieja y querida...

Sinceramente, en estos días me estuvo deprimiendo un poco vivir en este país. Una sensación que no experimentaba desde que dejamos Catanzaro para vivir en Cagliari. Será que en la Cerdeña se respiraba otro aire, el sol brillaba siempre (aseguran que en la capital sarda hay 300 días de pleno sol), los jóvenes eran alegres y... a veces realmente me parecía no estar en Italia.
Me está cansando un poco este pueblo de mammoni (mamengos), de eternos Peter Pan y Wendy (y eso que es uno de mis cuentos preferidos). Me pone los pelos de punta la situación de los jóvenes en este país, me dan ganas de zamarrearlos, despertarlos, decirles: "¡hey, la vida es ahora!" (sí, ragazzo, como la publicidad de la Vodafone, "life is now"!). Me da pena, me llena de impotencia su abulia, su comodidad, su falta de horizontes, sus pocas ganas de soñar!!!
Veamos algunos episodios y díganme su parecer:
- "Irnos a vivir solos, imposible!": Con obvias y pequeñas y honrosas excepciones, muchachos, la vida no es que la mamma nos cocine y nos tenga la casita limpia, hasta los 30, 35, 40 años... porque los salarios no alcanzan para irnos de casa, porque el mutuo (crédito hipotecario) cuesta una fortuna, y ni hablar los alquileres, que es "tirar la plata"... pero, digo yo, un poco de independencia, de vivir "tu vida", ¿no son motivo suficiente para gastar un poco de tu sueldo de neo laureato (recién recibido)? El 70% de los "chicos" entre 20 y 30 años viven con los padres.
- Y ustedes, ¿cómo hicieron? ¿cómo hacen?: Así como me cuesta entenderlos, a ellos, nuestros coetáneos, les cuesta entendernos. Entender que Pablo y yo vivimos nuestras vidas, solos, lejos de nuestra familia, desde los 18 años. Que viví en un departamento de estudiantes con amigas, con mis hermanos, hasta que me vine a vivir con Pablo. Que me recibí a los 23, y trabajaba desde los 20. Que me siento lo suficientemente "grande" como para ser mamá y esposa.
- "è piccolo!!": Me cuesta entender que a los 25 años, a los 30, se justifiquen diciendo que alguien es "piccolo"... "somos chicos todavía"... ¿Chicos para qué? Pablo lo ve en su ámbito, en el deporte, a los 21 años, los justifican diciendo que son chicos e inmaduros... cuando están en su momento de máximo rendimiento físico!!!
- ¿La culpa es del chancho o de...?: Que a los 12 años tu mamá te acompañe a la pileta, y después de mirarte la hora entera mientras nadás, te peine y te ponga las medias como si fueras un bebé... me parece que cualquier chico argentino huiría desesperado de semejante madre. Acá lo vi con mis propios ojos. Y no es un caso, son todos.
- Alergia: Y hoy, fue el colmo. Una conocida, docente, profesional, inteligente y comprometida, me dijo: "sé que te vas a reír, pero cuando llega el tiempo húmedo, a mi hijo le da alergia, y yo me meto en la cama con él para controlarlo mejor mientras duerme, porque si no, no estoy tranquila"... el niño, señores, tiene un cuarto de siglo, ni más ni menos.
- "Non ve lo meritate": Me molestan esas mujeres sabelotodo, esas madrazas italianas, ese monumento a la madre, la MAMMA, la NONNA, que te mira con ternura porque... "sos tan inexperta". Aunque no me lo digan, me lo hacen saber. La señora que vive abajo de casa, tendrá unos 90 años y la perdoné sólo porque le queda poco tiempo de vida. El otro día, como siempre, juega embobada con Emilio, le habla y me dice... "es demasiado lindo!! no se lo merecen!!" (non ve lo meritate)... QUÉ? CÓMO? QUÉ DIJO? Sí, nosotros, Pablo y yo, no nos merecemos a Emilio. Puede ser que lo haya dicho en broma, pero la crucifiqué, y sé en el fondo cuál es su razonamiento. Nos ve jóvenes, despelotados, que nos levantamos tarde (sí, pero el nene "demasiado lindo" nos da batalla hasta las 3 todos los días!)... pero somos sus padres!!! Y apuesto cualquier cosa a que crecerá más libre y feliz que todos estos MAMMONI!!!
En fin, estos son sólo algunos pequeños hechos aislados. Pero la Italia, el país en el que vivo por ahora, un país que aprendí a amar y a disfrutar, está TRISTE. Es la verdad. Yo lo presiento desde hace tiempo, y cuando terminó el 2007, un artículo del New York Times se encargó de propagarlo por el mundo. Y a los italianos les tocaron el amor propio, porque convengamos que no es lo mismo tener una ligera sospecha de que sos un país viejo y atrasado, a que te lo diga el gran diario yanqui.
Y ahora, para completarla, además de vieja, la Italia está cubierta de basura... pero así y todo, la quiero. Ojalá reaccionen a tiempo.

7 comentarios:

Marce dijo...

Maguita tenes absoluta razon. Justamente en mi blog la otra vez comentaba el tema que yo vivi hasta los 34 con mi madre, por diversas razones y he sido una inservible total y aprendi de cero a hacer todo cuando me mude aca. Por eso, yo decia, que me parece tan sano, como se hace aca, que los chicos a los 18 desprendan alas y empiezen a volar y hagan su vida y sepan independizarse, porque sino siempre uno sigue esclavo de los hijos y en el mal sentido. Porque despues de cierta edad deberiamos disfrutarlos, y verlos independiarze y no seguir tratandolos como estupidos dependientes. Y esto sale de la boca de alguien que hasta los 34 anos no se lavo ni una bombacha y no por vagancia sino porque mama estaba siempre ahi y te digo la verdad: no es sano. Por suerte, en este pais, ni asomo de que un hijo viva con vos, asi que a los mios, les criare para que no sean unos pelotudos grandotes con pelos en las piernas y todavia pidiendo que le hagan la cama. besos.

mardevientos dijo...

Que radiografia perfecta!!
Cuantas razones!
Que miedo que tengo de convertirme en una de ese tipo de madres.. que miedo que tengo que no saber poner las alas a mis hijos como mis viejos lo hicieron conmigo desde chiquita..!Que miedo de sentirme un dia decir: Mangia, figlio,mangia!
Que lindo pais Magui, pero que extraño en algunas cosas!
Lo disfrutamos, lo sufrimos, lo vivimos, pero espero que no nos contagiemos!

Lina dijo...

Oh! Me sorprendiste realmente, jamás pensé que pudieras sentirte triste viviendo en un país tan lindo... Cosas de la vida!.
Tienes toda la razón en cuanto a la juventud, pero es un problema mundial, los salarios son escasos (aquí nos llaman los "mil euristas", y eso quien llega a mil euros mensuales), la vida está muy cara... es complicado lanzarse a vivir uno solo, a parte de que es muy cómodo que mamá lo haga todo.

Besitos

Marian dijo...

25 años y se mete la mamma en la cama... incesto bolu!
Aca en Holanda es bastante parecido. No lo de la cama, pero lo de vivir solos, lo de creerse que son nenes a los 25 aÑos... que no es tiempo de responsabilidades ni nada por el estilo. Creo yo que hay un parte de si, sale caro...pero por otro lado de falta de ambicion, de querer vivir tu vida. Como que no se dan cuenta de que las cosas hay que experimentarlas ahora, tener un poco de sentido de la aventura, de desprendimiento. A ninguno de nosotros nos salia barato irnos a vivir a un depto a 1000km de distancia de la casa paterna (en mi caso). Pero hay una conjuncion de los hijos siendo asi, y lso padres que no empujan... que nodicen...bue, hasta aca llegamos. Anda a vivir tu vida. Los padres apañan esa infantilidad. Al contrario, a mi me ayudaron a irme... con cariño, no odio... sino dandome animo a que salga a vivir.
Es, para mi, lamentable pero muy comun.
Yo a Seba le hablo desde ahora de como a los 18 se va a ir a vivir a su propio depto... aca o en ARgentina... pero se fue!! :)

Juan Pablo dijo...

Me encantó tu post porque me compenetré con tu dolor. Un dolor que habla muy bien de vos, rescato eso, porque a los jóvenes italianos no los conozco.

No conocer a los italianos también me dá dolor, y a decir verdad, habla muy mal de mí...
...y bueno, soy chiquito... tengo 34.

Jime... dijo...

Magui... te dejo diez consejos más de los mios tranquila entonces, son re inofensivos!!! jajajaa :P

Todo un tema lo que contas, yo creo que cortarle las alas así a una persona no es sano... ni para el padre ni para el hijo, pero de última el padre es el que menos pierde: ya hizo su vida, el chico no, y lo peor sigue viviendo la vida de los padres, una pena.
Yo creo que no hay que confundir cariño con sobreprotección...por ej. los mios duermen con nosotros, tomaron la teta todo lo que quisieron y los primeros dos años medio (bastante) yo (el papá tambien pero menos) bailé al ritmo de ellos... pero una vez que hablan y camina bien y entonces es cuando ellos mismos quieren experimentar el mundo lo mas sano, yo creo e hice, es ir acompañandolos pero dejarlos, estar para que no corra sangre nomás... si andan con las zapatillas en distinto pie o si se trabaron poniendose la remera resongaran hasta que pidan ayuda o no una vea que se pueden golpear, y así las cosas cotidianas... por lo general si uno los deja solitos quieren hacer más y más... por ej. Eli cuando vamos en colectivo saca el boleto, o compra sola (con todo lo que eso implica: que la almacenera te entienda, te cobre, te de el vuelto, etc) y otras cosas de "grande" tmb hace.
Y como Marian les voy haciendo la cabeza: a los 18 volas!... no con esas palabras, pero la idea es esa!
por ahi pasa también porque uno como padre pueda ver en ellos la capacidad de ser adultos y autosuficientes...

Ahhh! sobre la abuelita que te dijo que no lo merecen, me mató! jajaja Acá lo que me molesta es cuando por ejemplo el nene da los primeros pasitos y te dicen: pobrecito! mirá como camina! ... o sea, pobrecito porque está aprendiendo a caminar!? bue... igual es como una forma de expresión, molesta, pero forma al fin.

Maguita dijo...

Con algunas "horitas" de retraso, les contesto...

Marce: qué interesante que puedas haber confrontado tu experiencia con la del país en la que vivís y sacar esas conclusiones! me hiciste reír, pero la verdad que yo a veces tengo miedo que al final, termine siendo una que corre al salto cuando sus hijos le pidan que les haga la cama!

Mar: Mangia, figlio, mangia!!! jajajaja! Pablo me puede ahorcar si hago algo así, aunque yo creo que en el fondo tengo mucho de madre sobreprotectora, la teoría la sé... pero... por ejemplo mi mamá fue una buena mezcla de ambas cosas, ojalá a mí me salga bien y pueda como decís vos, darle alas a mis hijos. ¿Y Panini qué dice a todo esto? ¿Es un mammone? Me parece que no, vero?

Lina: son sensaciones, que inevitablemente te azotan, de vez en cuando, primero, cuando no estás en tu propio país; y segundo, cuando empezás a querer a ese nuevo país y te duele ver síntomas de que no todo anda tan bien. Cuando fui a España el año pasado escuché a mis amigos de allá hablar de los mileuristas, de todos modos, la situación italiana se ve "ampliamente" favorecida por la psicología mammona!!! he dicho! JAJA.

Marian: SÍIIII! Si usted lo dice, doctora, será INCESTO!! juaaa! En mi caso, yo siempre tuve muy claro que me quería ir, pero probablemente porque vivía en un pueblo chico, no habia muchas posibilidades de estudiar y de crecer. A los 18 años, no veía la hora de irme, hicimos un montón de sacrificios, no me importaba tener que trabajar y estudiar al mismo tiempo, la verdad, había algo dentro de mí que me empujaba a hacer todo esto... como un fuego, esa energía que sólo creo que tenés a los 18 años.
Hago también un examen de conciencia y creo que estando en una ciudad grande, habría que ver si realmente me hubiera ido. Sé que es lo ideal, pero me parece que ahora me volví bastante mamenga, jajaja, quizá de tanto extrañar...

Juan Pablo: Gracias, qué bueno que alguien se pueda compenetrar con los sentimientos de otro a través de las palabras. Que no te dé dolor no conocer a los italianos, es cierto, tenés toda una vida por delante para hacerlo!!! (ojo que yo también me agarro de las excusas de que "soy chiquita" cuando me conviene! haz lo que yo digo y no lo que yo hago!).

Jime: Dale!! Gracias por los consejillos... jeje. Yo estoy traumada por estos días con el tema de que Emilio no duerme de noche si no es con nosotros en la cama grande. Ya me cuesta hacerlo dormir en horarios razonables (cierra los ojos recién a las dos o tres de la mañana, a veces a las cuatro), y por supuesto, después duerme toda la mañana hasta la una, con algunas tetas de por medio, sí, claro. Para mi mamá es un horror que yo lo deje dormir con nosotros, pero con Pablo decimos como vos, cuando sea grande y entienda, ya lo sacaremos, no? Mientras tanto, habrá que considerarlo "cariño"... me gustó ese razonamiento!!
A la viejita casi la mato, pero ya me estoy acostumbrando, qué le vamos a hacer!!!