martes, 23 de septiembre de 2008

Paz y amor

Ese será el lema de este año, así me lo he propuesto, y parece que de algún modo estoy domando la parte rebelde e inconformista de mí misma. Inconformista al pedo nomás, porque estamos de acuerdo en que ser conformista no es bueno tampoco, pero mi inconformismo molestaba, estaba ahí rompiendo las bolas permanentemente, obstaculizando la vida de familia feliz que estamos tratando de hacer, estorbando inútilmente y no haciendo otra cosa que generarme un estado de permanente insatisfacción que no me dejaba ver lo bueno, hermoso y bello que tengo a mi alrededor, ni disfrutar todas las cosas que me pasan. Y el clic me hizo una vez que la mujer de un jugador (una mina que considero con sesos, porque también estamos de acuerdo en que hay de todo entre las señoras de los deportistas) dijo, sí tengo treinta años, y no me puedo quejar absolutamente de nada de la vida que llevo. Y la sentí tan feliz al hacer esa afirmación. Y me entró una sana envidia. Y me empecé a preguntar qué se necesitaba para hacer una declaración de ese tipo. O yo soy una mina a la que le va la onda melanco, todo mal, existencialista al mango... que sí, tuve mis momentos de adolescencia, leer a sartre, camus, y todos ellos y no entender para qué carajo vivimos; o no, soy una mina enamorada de la vida, alegre, amiguera, sociable, que le encanta estar con gente, reunirse por el solo hecho de juntarse, charlar, reí pasear por el solo hecho de pasear, cocinar por amor al arte y a los que comparten la mesa, hacer regalos, dar besos y abrazos, y mandar mails, y chateos alegres, y llamadas sorpresa... sí, soy más esta última.
Basta de estar amargada, trabajando desesperada cumpliendo horarios cierres entregas para ver mis notas publicadas porque sí, porque necesito desesperadamente que esa parte de mí sea reconocida, porque no quiero ser simple ama de casa. Basta basta basta. Basta de querer cumplir con todo y si dejás algo de trabajo parece que se le viene el mundo abajo al diario a la editorial a tu jefe. No no no. No es así. Nadie se muere nadie es irreemplazable. Y tampoco es blanco o negro. Están los grises. Puedo trabajar menos y no por eso dejar todo, así como esos arranques de locura que te agarran y querés tirar a la mierda la compu y no ver más un quark en mucho tiempo. No no no. Ahí estamos, en el gris, trabajando menos horas, pudiendo cocinar, pudiendo compartir tiempo con pablo a la noche, pudiendo disfrutar de emilio sin que me llore al lado y yo indolente seguir tecleando, y la angustia que se me acumulaba dentro, y crecía y crecía, no te la puedo explicar.
Sigo paz y amor y felicidad, y eso que sigo en el hotelucho, que sigo con valijas a medio deshacer y cajas dando vueltas, y lejos de todo, en medio de la ruta, que sí o sí necesito auto para cualquier mandadito pedorro que se me ocurra hacer. Sigo paz y amor y aguanto hasta el 5 de octubre que nos den la casa. Aunque emilito tenga que pasar su primer cumple medio gitano, no importa, estará la vela, la torta, estaremos nosotros, estarán nadia y coco y juan y raniero tal vez y su abuela, y sacaremos fotos, y estaremos muy felices. Aunque no tengo banda ancha, aunque no tengo cable, aunque no tengo horno y me arreglo con dos hornallas eléctricas, y el microondas que recuperamos de las cajas. Y una vez que me den la casa, ahí me empezaré a mover para la guarde de emilio, así también tengo un par de horitas para estar más tranquila, y trabajar con aun menos estrés.
No es imposible. En argentina toqué fondo y dije que este año no me iba a dejar comer la cabeza por angustias y fantasmas y presiones inventadas por mí. Quiero disfrutar esta etapa de mi vida, que por algo -como lo sugiere la cabecera del blog, como tan bien me entendió malen- es una permanente temporada de cerezas.

16 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Me encanta esta declaración de principios! Te auguro que sigas disfrutando de lo que tenés!

mardevientos dijo...

que si.. que no te podes quejar es verdad... que no importa el hotelucho, o la falta de auto, que en la vida tener a Emi y a Pablo, tenerse los tres basta para que digas: No me puedo quejar. Lo demas, eso no te dara la felicidad, pero lo Que tenes, alcanza y basta.
QUE TE DURE ESTA CONVICCION!!!!

ana dijo...

Son esos momentos en los que una está iluminada...o definitivamente tocaste fondo y pudiste apreciar todo lo bueno que tenés...pese a que hay cosas que cambiarías (quién no?), pero me alegra oirte decir esto y empezar a disfrutar más!!
besos

Betty dijo...

Comparto todo lo que decís, que nos quejamos de muchas tonteras y a veces no valoramos lo más importante. Pero a veces ponerlo en práctica no resulta tan fácil !! Espero lo logres, ya esa es “la llave de la felicidad”.
Besos!

Ale, Nico y Fran dijo...

F E L I C I T A C I O N E S !!!! Esa es una actitud de vida!!! Mira a Pablo y a Emilio y a "echar pa´ elante" como decimos por aca!!!
y que es de tu amiga?? todo bien?
Besos

madre histerica dijo...

hola.
me gustó mucho tu declaración de principios.
igaul creo que eso de quejarse forma parte de la información genética argentina. jeje

Pero siempre llegamos al punto donde rompemos un poco con eso, por suerte.

Marian dijo...

Es asi vieja...
Yo siempre fui existencialista... siempre sufri por deporte. HAsta hace..un año atras creo cuando decidi que las presiones tenian que parar. Que mi vida es distinta ahora y no puedo vivir con los estandares de cuando vivia en ARG, con la creencia de que soy una idiota si soy ama de casa, y por ende machacandome no pudiendo aprovechar lo que si tengo... que es mucho. Mucho ams de lo que muchos tienen. Y no, no es conformismo, ambiciones tengo, pero mejor ubicadas... es la ambicion de tener un laburo tan fuerte que uno aceptaria cualqueir laburo solo para decir que tiene uno, o es la ambicion mejor ubicada y adaptada si en realidad asume que lo que uno quiere es otra cosa... y lo pone pilas a eso?
Conformismo no, pero inconformismo constante tampoco, porque no se aprovecha el ahora... porque siempre te falta algo cuando en realidad, si uno asume que SIEMPRE, te va a faltar algo, se puede sacar entonces de la ecuacion y directamente aprovechar lo que si se tiene, y el resto llegara...se buscara, pero sin tanta presion.

Que hay en nuestras vidas de tan malo que tenemos que quejarnos? vivimos en un shanty town... trabajamos 18hrs por dia en un sweat shop para alimentar con un cacho de pan a nuestros hijos... nos dejo el marido, no nos quiere, nos pega, nos maltrata... estamos enfermos, no tenemos posibilidad de hacer nada, no tenemos amigos, no tenemos familia, no podemos viajar??
No, nada de eso. Entonces? La vida itinerante tendria que ser para vos una oportunidad para aprender cosas nuevas...inclusive cosas que nunca te imaginaste se te cruzarian...
Si la vida te da limones... haz limonada...;)

Cynthia dijo...

Ay Manguita! no sabes lo identificada que me senti con tu columna esta vez. Yo sufria de "la perpetua insatisfacción", siempre preocupandome por el futuro tanto pero tanto que no disfrutaba el presente.
Lograr el equilibrio, como se hace? A mi todavia no me sale....
Todavia me pesa la mirada de desaprobacion social acá por ser ama de casa sin bebe (para los estandares australianos yo vendria a ser un parasito social, bah) y escribiendo notas para publicar ad honorem todavia....

quehagoaqui dijo...

TAl cual !! siempre nos quejamos de lo que no tenemos y no vemos las maravillas que nos da Dios. Tu hijo precioso y tu esposo, mas tus amigos, familia y muchas mas cosas.

La fiesta de Emilio son ustedes ademas!!

besos

Andre dijo...

Maguita: creo que todas pasamos por eso... a mi me pasó en los primeros años del matrimonio y en este país, uno no se da cuenta y ve todo negro... pero lo bueno es que reaccionaste y ves todo lo lindo y bueno que tenés a tu alrededor que es tu familia! y ahora a disfrutarla al máximo...
Besos
Andre

Malen dijo...

Ay Maguita! Me senti tan identificada, en los dos aspectos! Pero me alegro tanto por ver la alegria tuya, en darse cuenta de que aunque nos falten muchas cosas, tenés lo mas importante junto a vos, y que después te vas a dar cuenta de que fuiste muy feliz en esta etapa itinerante, que lo mas importante es ver cada dia como crece Emilio, en que la distancia fortifica las parejas, y que pudiste ver esas playas azules! Y para mi siempre es una temporada de cerezas por aca, no importa si estas triste, las cerezas sos vos, triste o alegre! Te mando un besote enorme

La Colo dijo...

Me alegro que estés bien, que Emi esté bien y lindo, que tu amiga mejore... todo lindo por acá! ME ALEGRO! beso gigante

MalaGata dijo...

Arriba esos sentimientos, muy bien por vos y lo fundamental es reconocer que no estamos bien y plantearnos seriamente cambiar aquello que es nuestra responsabilidad para estar mejor!!!
Un beso grande y contagiá la onda plis!!!

Pero el besote más grande para Emi
=)

tia elsa dijo...

A veces las mujeres somos así medio inconformistas, que se yo, sera hormonal. Lo que importa es que te diste cuenta y deciste parar la pelota, ver el vaso medio lleno es la clave, éxitos! tía Elsa.

Morkelik dijo...

me parece genial esto que decis, ese cambio de actitud creo que es super positivo y te va a ayudar a estar bien (te lo digo y me lo digo a mi misma).

Leo dijo...

que tengas suerte con tu cambio de actiud.