sábado, 6 de diciembre de 2008

Agotamiento feliz

No, no y no, no es un mito eso de que viajar con un niño chiquito es complicado. La señorita, o señora, que escribe este blog, con su habitual autosuficiencia, creyó que iba a poder, sí, sí, cómo no, claro que se puede, yo me arreglo, nos vamos a parís, y después a pisa, y a florencia, claro, en qué se puede complicar, vos no entendés nada, el nene está mejor que nadie conmigo, es re piola él, miralo, es un santo. Y sí, se puede, es cierto. Lo hice (a medias, pero bué), con el nene chiquito y una compañera de viaje espléndida, pero con cincuenta y pico largos, y un dedo averiado. Y aquí estoy, agotada, pero feliz, muy feliz. Y tengo que admitir que hubo momentos en que tenía ganas de llamarlo y decirle tenías razón mi vida, venite ya a darme una mano, gracias, no tengo problema en admitirlo.
París me enamoró, me fascinó, me dejó con gusto a poco, también, como dice Malen, fueron dos días a las corridas, frenéticos, bajando y subiendo de metros, bus, luchando contra la lluvia y el frío, pero que casi no se sentían, tanto era el entusiasmo que nos corría por dentro, y la emoción de vivir en carne propia esa atmósfera indescriptible de las calles parisinas, de cada uno de sus hitos, de su historia, de las películas, de las novelas, de las historias que la tuvieron como escenario. Qué ciudad maravillosa. Qué ciudad inabarcable. Qué ganas de volver.
Y allí, en medio de tanta emoción, de tantas corridas, tener así, de pronto, mi primer encuentro blogger. Con Malen, tan dulce, tan frágil, tan hermosa y cálida como su blog, como uno puede imaginarla a través de sus palabras. Con su predisposición total, con su generosidad, con su infinita sabiduría, y su humildad, y su francés perfecto, y su chocolate caliente en Montmartre, que se apuró a pagar sonriendo contra todas nuestras negativas, "así pueden comprarse algunos recuerditos de París". Y las almendras con chocolate que me metió en la mochila y que me fui comiendo de a poquito, y aquí en casa, me encontré con una, y me la quedaré de recuerdo.
Ryanair una vez más se ensañó conmigo, y a las horas nomás de darme cuenta que había perdido el celular en el bus, haber corrido como carl lewis tras el vehículo en cuestión, que el chofer se haga el tremendo boludo, y me quiera bajar rápido, volver sobre mis pasos, volver a los buses, recorrerlos todos, y darme cuenta que sí, que estaba mi bufanda pero no mi celu y que evidentemente me lo había robado el chofer (amén de mi descuido), me vengo a enterar que cancelan el vuelo a Pisa. Luchar en mi francés rudimentario (gracias, gracias, cinco años en el anexo me sirvieron de algo) para que me dieran enseguida una solución, "pour l'enfant", y rogar que me metieran en el primer vuelo a Italia del día siguiente, si era a Roma mejor. Porque ese último vuelo a Pisa de las 22 hacía tres días que se venía cancelando... algo huele mal en Ryanair, me dijeron los viajeros frecuentes, no sé, habrá que tomar sus precauciones. O algo huele mal en mi suerte, je, porque sólo dos veces viajé con la "mejor línea aérea low cost de Europa", y las dos veces me cancelaron el vuelo, contra las estadísticas de todos los que viajan habitualmente con RA y "jamás un retraso, jamás un problema".
El viaje tomó otro rumbo, nos quedamos en Beauvais en un hotelucho maloliente y al día siguiente a Roma Ciampino, bus a Termini, y llegar al infierno total de la estación de tren romana un viernes previo a fin de semana largo... qué idea la míaaa!!! Frenesí total, colas interminables en la boletería, trenes apiñados, sacar el primer boleto, tener que tirarlo porque era imposible entrar en los vagones atestados, y luego volar sobre las maquinitas expendedoras, hacer volar los dedos sobre el monitor y "lugares agotados", otra combinación, "lugares agotados", hasta finalmente dar con la combinación justa: 18.30, intercity a Aversa, cambio de tren con los minutos contados, y llegar finalmente a Caserta.
Aaaaaaaaahhhhhhhhhhhhh!!!
Qué lindo es viajar, pero cuánto más lindo es volver a casa, y que te reciban no sólo con unos capelletis de gorgonzola y noci (roquefort y nueces), sino también, la casa ordenada y las compras hechas, y en cinco minutos el bolso desarmado, y ya te estoy averiguando para un teléfono nuevo. Mi vidaaaaaaaaa... no me lo merezco!
(pronto fotos en Flickr)

16 comentarios:

Nata dijo...

Uuuyy me canse con solo leer tu post. Lo del vuelo cancelado me hace acordar al mio con Aerolineas Argentinas. Pero la verdad tambien es que no hay nada mas lindo que viajar y luego volver a casita.

Flor dijo...

Nooo, yo en las primeras 3 horas ya me sentaba a llorar y volvía a casa. Ni looooca hago lo que hiciste. Será que vivir en Menorca me ha vuelto totalmente leeeenta y relajaaaaada.

Me alegro que, a pesar del cansacio, hayas disfrutado. Y tu maridín, un amorrrr. Se ve que los echó de menos.

Un beso

Otra vez te venís con el gordo a Menorca. No será lo mismo pero aquí vas a descansar :)

madre histérica dijo...

ahhh yo quiero a tu marido!!!! las veces que viaje me encontrè con la casa dada vuelta y el refri vaciò!

hanniani dijo...

Claro que te mereces todo lo que te esperaba...que odisea la tuya!!! Solo llena a tu Amor de Amor, porque se nota como los extraño...que tierno!!!
Por lo menos a Paris la disfrutaste un monton!!!
Que tu proximo viaje a Paris sea mil veces mejor!!!

tia elsa dijo...

Siiii te lo merecés! ir de viaje con un bebé es ser una mamá todo terreno. Imagino que si fuera por las calles de París sentiría todo lo que vos describis ¿porqué será que París atrae tanto? tiene cierta fascinación díficil de entender cuando uno nunca estuvo. Me alegro que a pesar de todo lo hayas pasado tan bien y por el encuentro bloguero que sin duda es una de las experiencias más hermosas y emotivas, besos tía Elsa.

Maria Andrea dijo...

Yo tambien me canse'!! Pero valio' la pena ver Paris eh? :) Bentornata! Baci

Pompina dijo...

Magui, buenísima la crónica, seguimos en la cruzada anti-minitas!. Ahora pasame la data de RA, please!

quehagoaqui dijo...

Malen que lindo...PARIS Y CONOCER A MALEN!!! de alli los retrasos nonono...y mas con EMilio.

Tu esposo un amor total!! el mio seguro me espera para que vaya a las compras jaja, pero el movil seguro me lo cambia enseguida....despues de matarme por perder el otro ji ;) , no mentira yo siempre lo pinto de ogro a mi esposo y es bueniiisimo , pero no tanto como para tenerme la casa limpia y las compras hechas.

besos

Malen dijo...

Ay Maguita! Me hiciste llorar! Y yo que siempre me quedo corta de palabras! Graciassssssssss!! Lo bueno es que siempre te tengo a vos para contar las cosas, para expresarte por mi, jeje. A mi también me encanto conocerlos, a los tres, y me hubiera encantado poder hacer mas por ustedes, pero ya habra otra oportunidad. Qué bronca lo de Ryan Air, y lo del celular!! Vos sabés que me quedé pensando en tu valentia al hacer el viaje, porque de solo pensar en las escaleras del metro te agota, y ni pensar en los aeropuertos, en el frio que hacia! Pero ahora ya estas disfrutando, de vuelta en el hogar. Te mando un beso enorme y otro para el rey sol.

Marian dijo...

fuuuu loco... cuanta corrida. a mi ryanair tambien me cago... no sos la unica. Y algo huele mal porque aca estan cancelando todos los vuelos...


Che, pero bueno, conociste Paris, aunque sea un cachito. Mas tiempo la proxima... mejor. Ooooooo te venis para aca, y salimos en patota... mejor. Yo siempre dije, vuajar con otra madre (por mas que eso implique tambien otro crio) es mas facil...mas ojos... se entiende mejor.


Que marido eeehh
che, te llego el paquetuli?

Maguita dijo...

Después de un finde reparador, os respondo...

Nata: A mí me tocan todos los vuelos cancelados últimamenteeee!!!

Flor: Cuando llegué a casa, recién ahí, me relajé y sí, me puse a llorar también yo!!! jajaja! Pero mientras tanto tenía que estar alerta como una leona. Cómo no, cómo no, acepto la invitación a Menorca! Me encantaría!!!

Madre: vio??? una no se puede quejar con hombres así!!!

Hannia: síiii!!! pobrecito! se merece unos buenos mimos!
A pesar de todo, estoy feliz, y disfruté muchísimo París!

Elsa: La verdad que sí, uno tiene tantas ideas y preconceptos sobre París que piensa que se puede decepcionar, pero no, no, es eso y mucho más! Y todo lo que me faltó ver!!!

Andrea: Grazie!! Sí, valió absolutamente la pena.

Pompi: Yo entro en el sitio en italiano de RA y me salen ofertas de vuelos a 5 euros, tenés que comprarlos como máximo hoy, para viajar entre enero y febrero, ésa es la way. Besos!

Karla: es un santo mi maridito! (cuando quiere). Y sí, haber conocido a Malen estuvo buenísimo, y lo de la cancelación del vuelo, quedará como una anécdota más! Ya me estoy olvidando, mirá.

Malen: no llore niña!!! Usted habla y escribe lo justo y lo preciso, que es una virtud importante! A veces nos vamos en palabras inútiles... yo soy una verborrágica sin remedio, y muchas veces me arrepiento de serlo! A veces en París me controlaba para no inhibirte!!! Besos, después te mando mail.

Marian: Coincido contigo!!! Un viaje con otra madre estaría bueno. No sólo dos ojos, sino dos brazos más, eso me hacía falta! Y la cabeza de una madre, que funciona distinto!
Che.... No me llegó el paquete!!! Estoy esperando también uno de mi vieja, que no llegó, tendré que ir a reclamar a la posta!

Anita dijo...

Qué lindo Magui!!!!!
no importa el cansancio ni el celular...vale la pena saberte paciente y disfrutar al máximo lo que se pueda...y obvio, genial volver a casa.
besos

italo_argentina dijo...

che sfiga! la verdad!
:o(
Cuando vuelvas a Pisa para pasear, lo organizamos bien, te parece?

Florencia dijo...

que lindo lo contaste Maguita!, como le dije a Malen, me encantó que se hayan conocido. Un beso!

Andre dijo...

Que lindo Maguita! me imagino que los recuerdos tapan todos los contratiempos que tuviste!

Describiste a Malen, tal cual me la imagino!

Besotes

Ronnie dijo...

Magui, qué lindo (y agotador) viaje!!!

Espero ansiosa más sensaciones.

Besos,