domingo, 14 de diciembre de 2008

Típico fin de semana tipo A

Como expliqué antes, los fines de semana de la mujer de un deportista profesional (como es el caso de moi) se pueden catalogar en dos tipos: A (se juega de visitante) y B (se juega de local). Este está siendo otro de esos fines de semana estrictamente de tipo A. Mi amado partió ayer rumbo a la epopeya de conquistar tierras sicilianas, y yo quedé aquí cual penélope, sólo que sin tejido (no estaría mal), y con el pequeño demonio.
Mis humildes planes se fueron frustrando uno a uno... en un principio, ir a Roma, porque se va María, mi compañerita de viaje e íbamos a repetir la odisea del viaje con niños, en tren, y sumándole otra mamá (su hija), un bebé de dos meses y un niño de 8 años. Hubiera sido toda una aventura, y finalmente me hubiera encontrado con Marce... pero no. Sigue lloviendo, Roma está bajo agua, y tampoco da para hacer tantas locuras.
Ayer nos íbamos a ir a pasear, a algún shopping, algún lugar donde se pueda caminar decentemente sin quedar hechos sopa. Y no. El niño levantó fiebre, y aunque no pasó los 37,5, durmió muchísimo. Desde la una hasta las cuatro y media de la tarde, luego se despertó para tomar dos gotas de leche y siguió durmiendo hasta que a las siete y después de consultar cuanto sitio en internet para bebés hay, llamar al padre y a mi madre (no puedo ser más paranoica, no aprendo más), decidimos que había que llevarlo al hospital. Me ligué una buena cagada a pedos del doctor que me despachó diciendo que el nene no tenía más que un resfrío y que si quiere dormir, que lo deje dormir carajo!
Hoy me levanté decididísima a hacer la torta caprese (a no confundir con la ensalada), de chocolate y almendras, una delicia, una especialidad de esta zona (por el nombre intuyo que es originaria de la isla de Capri), que ya pasaré receta y fotos cuando se concrete el evento. Mi vecina quedó en darme la receta, fui, no la anoté, nos fuimos de compras, encontré la mitad de los ingredientes, me invitaron a almorzar, y nada. La caprese quedó en la nada. Supongo que mañana la haré... porque quién me saca el antojo que tengo ahora!
Mientras tanto, estoy en la extraña tarea de adelantar trabajo para las vacaciones de enero de mis compañeros de laburo argentinos. Tendré un enero libre... totalmente inútil dadas las condiciones meteorológicas y compromisos laborales de mi marido, pero debo hacerlo porque ellos siempre lo hacen por mí, cada vez que quiero tomarme unos días, en pleno junio, en diciembre, en pascua... son unos genios. Esto es lo lindo de trabajar free lance. Acomodamos, adelantamos, nos tomamos vacaciones casi cuando queremos. Eso sí, no nos vemos las caras nunca. Pero los siento cerca igual.
Extraño, cada vez más extraño e incatalogable esto de la virtualidad. Miren si no, lo que me mandaron ayer, de Casciari. Genial... pero, comparten??
Ah, y para los que no las vieron, y así lo desean, pueden pasar a pispear las fotitos de París en Flickr.
Au revoir!

14 comentarios:

Betty dijo...

me alegro que lo de Emilio no sea nada!!!acabo de ver las fotos y es increible que hayas recorrido todo esos lugares con él!!!
eso es posible porque las madres con tal de conocer sacamos fuerzas de no sé donde jajajaj
espero fotos de la torta y la receta por supuesto!
un beso

Pompina dijo...

Ay Magui, mis fines de semana también se catalogan en A y B, como los tuyos. Como no tengo hijos, la que se durmió tooodo el sábado y domingo fui yo!.

tia elsa dijo...

Y si comprendo que ser esposa de un deportista profesional debe ser medio embolante, pero bueno es su profesión que se va hacer! Lo bueno que tenés espiritu, ganas de pasea y buenos vecinos. Lástima que se frustro la salida a Roma, será la próxima.
Me alegro que Emilito este bien y los chicos levantan fiebre por cualquier cosa, pero el médico igual que odioso, es preferible llevarlo y guedarse tranquilo que no es nada.
Las fotos divinas, el gordo ni que decir y la mamá guapísima, te mando un cariño grande tía Elsa.

Bandida dijo...

Manguita, al final no entiendo de que trabajas? trabajas para Argentina desde Italia? contame

Maguita dijo...

Betty: welcome back! Viste?? Yo todavía no sé de dónde saqué las fuerzas, ja, de sólo recordarlo me canso!!

Pompi: bien ahí!!! sabía que vos me comprenderías!
Debo decir, en defensa de mi hijo, que de las dos siestas largas que se echó el sábado, la primera la compartió con su señora madre!!! (bué, las mamás a veces también descansamos!).

Tía Elsa: Fundamental lo de los buenos vecinos!!! Nunca me gustó demasiado estrechar lazos con la vecindad, me parecía de conventillo, y sólo para crear chusmerío... pero este año se reveló una gran cosa! Gracias por los piropos! ;)

Bandida: Trabajo para dos diarios de Córdoba, en Argentina, sí. Y desde Italia, desde mi casita. A veces está bueno, a veces es embolante, pero estoy aprendiendo a encontrarle cada vez más ventajas!

Besos y buen inicio de semana!!

Maria Andrea dijo...

Magui, al menos con feo tiempo podes adelantar trabajo....
pobre Emi que no lo dejaste dormir tranquilo jajajaj. Y bueno con el primer hijo es asi, mejor llevarlo del medico por pavadas que no llevarlo del todo!
Mmmmmm que' rica la torta caprese, nunca la hice pero debe ser una delicia, otra cosa para hacer con este tiempo.
Por aca' tambien llueve, llueve y no para. Mi hermana que vive en Roma me dijo que el Tevere sigue altisimo y encima hubo tragedia....
Buen inicio de semana! Baci

Morkelik dijo...

mis fines de semana tambien son a y b. a: adri tiene evento, trabaja de noche duerme de dia. b adri sin evento, vivimos a la misma hora.

me encanta que viajes con tu hijo por todas partes. ya mismo me voy a ver las fotos. besos!

Fiona Pertutti dijo...

Con solo ver las fotos sufro el frio, no me gusta para nada el invierno, despues revivo con el primer rayito de sol. ¡ que valiente sos ! y que hermosa familia

Malen dijo...

Magui!!! No sabés como te entiendo con lo de Emilio, yo mil veces estuve igual y la termino dudando por no pasarme tres horas en el hospital, o porque me van a decir para qué lo trae. Asi que no te sientas la unica en eso. Qué ganas de probar tu torta! Por el viaje a Roma, yo no sé como todavia tenés energia, jeje, sos mi idola!
Y por las fotos, gracias por no publicar las mias, mi cara era de terror, juaaaaaa! Y me hubiera gustado poder invitarlas muchas mas cosas que solo un chocolate caliente!! Te mando un besote enorme!!

Maguita dijo...

María Andrea: Y... con la paraoia que tenía con el niño, mucho no adelanté, jajajaja.

Mork: Ahhhhhh, no soy la única ni mucho menos... cierto que hay muchas profesiones que no tienen fines de semana. No puedo ser tan mente cuadrada!!!
Y lo del niño por todas partes... bueno, por todas partes, ejem, no es que soy tan viajada, pero al menos no dejo pasar las oportunidades!

Fiona: Bienvenida!! (no encuentro tu blog). La verdad que a mí el frío me gusta, no me acobarda, a menos que no sea terrrrrrrrrrriiible. El problema es el niñito, pero bueno, lo cubrimos bien! Gracias por lo de hermosa familia! :)

Malenita: No publiqué tus fotos, por una cuestión de respeto a vos, ya que nunca las publicás en tu sitio, ni en ningún lado... no por otra cosa!!! tenía muchas ganas de hacerlo!! El chocolate era toooodo lo que necesitábamos en ese momento!! (y un rayito de sol, y un poco más de tiempo!). Besos! (ya partís, no??).

italo_argentina dijo...

Magui! vi las fotos...qué lindas! la verdad que patearon muchisimo! habrà sido de terror, pobre Emi!
pero te toco' lindo periodo (aunque frio) para ver los arreglos y decoraciones de Navidad! me encantan las vidrieras de Lafayette y las galerias Printemps!
Qué lindo!!!!

Maguita dijo...

Gaby: la verdad que sí!! un período hermoso, increíble la atmósfera de navidad que se vivía... y de todos modos, el frío era soportable. Esta semana se vino la ola polar, me decía Malen!

LaUReAna dijo...

Maguita tanto tiempo!!! Estoy con un montón de cosas pero siempre leo bastante igual y quedo al tanto de todo eh, que se mejore el bebote de su resfrío, me voy a ver las fotos de París, besos!!

Maguita dijo...

Lauuu... siiii, tanto tiempo!!!!!
En qué andás, en qué andás??? El fin de año de una mamá x 4 no debe ser nada fácil... pero olfateo que hay algo más por ahí dando vueltas.
Besos grandes!