viernes, 10 de junio de 2011

El mundo que supimos conseguir

Mundo feliz se llama el saloncito de fiestas más cool de mi ciudad (veinte mil almas en la pampa húmeda cordobesa, los/las vuelvo a ubicar por si acaso). Emilio ama ese lugar, lleno de peloteros y castillos inflables, y una onda campestre, está bueno. A mí también me hubiera encantado ir a fiestas ahí, o sólo a saltar a uno de esos juegos. Si me acuerdo que una vez cada muerte de obispo venía un globo gigante a instalarse en la esquina del viejo molino del pueblo, y nosotras grandulonas, aunque estábamos en primer año del secundario, nos íbamos a pasar la tarde (o lo que nos alcanzaran las moneditas que llevábamos) a saltar en lo que creo llamábamos "caminata lunar". Ahora el sábado es el cumple de ocho añitos del hijo de una de esas grandulonas. Y lo festeja en este mundito feliz. La fiesta básica le cuesta 800 pesos para 35 chicos. Creo, haciendo cuentas, que si uno organiza en su casa te cuesta más o menos lo mismo cocinando para tantas personas niñas y adultos. El problema son los adultos. Incluye sólo a 5. ¿Y el resto? 35 mangos cada uno. Yo que pensaba ir a instalarme toda la tarde ahí, a charlar con por lo menos veinte madres de niños, que nos conocemos todas, que está re bueno juntarse a cotorrear en estos eventos, porque no me digan que no está bueno. Bah, conozco gente que detesta ese tipo de reuniones con niños de por medio, pero a mí me encanta. Me encanta ver a mi hijito divertirse y jugar, y yo charlar con pares. Se ha convertido en una de mis actividades favoritas. Pero a ese costo, es como prohibirte la entrada, es como abolir una práctica tan natural como espontánea. Digamos que como especie por ahí siento que estamos yendo para atrás... definitivamente para atrás.

4 comentarios:

Mili_en_apuros dijo...

Tal cual. Que triste que la cosa sea así..sobre todo con lo lindo que es compartir un cumple entre grandes y chicos!

Besito!

Genín dijo...

Si que parece que la cosa es cara si...
Bueno, siempre te queda el organizarlo en tu casa y despellejar agusto...jajaja
Salud y besitos

Alicia Seminara dijo...

Debe ser una nueva tendencia? Es la primera vez que escucho que les cobran a los adultos!

Betty dijo...

Los precios en mi pueblo están muy similares por lo que escuché.

Para responderle a Alicia, porque les cobran a los adultos, es porque comen muchisimo las mamis jaja por lo menos las de acá!

Besos