martes, 14 de junio de 2011

volviendo sobre mis pasos

Con respecto al mundito feliz, tengo que retractarme. Maldita prejuiciosa. Es sano reconocer los errores, ¿no? También en el blog. La fiesta estuvo mejor imposible, el lugar me sorprendió, y no sé cuánto tuvo que pagar mi amiga al final, aunque sacando cuentas un cumple en casa cuesta casi lo mismo, pero nos insistió para que nos quedáramos y fuimos varias madres que terminamos ahí, charlando charlando charlando, y dándole al morfi, que sí, confirmo para Ali y Betty, el problema es ése, las mamás comen mucho en los cumples.
El saldo de un fin de semana de comer sin tregua, incluida fondue bourguignonne de mi mamá, un clásico en esta casa cuando se quiere festejar algo, es que me siento literalmente un elefante. Cada vez más limitados los movimientos, y mi cara comienza a hincharse de manera considerable. Estoy hermosa para esperar a mi maridito. Y las cenizas que insisten en seguir posándose sobre Buenos Aires. Siguiendo con la temática paquidérmica, Pablo diría que él está meado por un elefante, siempre hay problemas con los vuelos cuando nosotros (y más precisamente él) tenemos que viajar! Pero yo necesito con carácter de urgencia al padre de este niño porque ya cositas cotidianas como cambiarlo (perseguirlo para ponerle las medias, las zapatillas, el guardapolvo), o bañarlo (e insistirle para que se lave el pelo, se deje enjuagar, salga de la bañera), o acompañarlo a jugar al parque, se me están haciendo una odisea, y termino agotada como después de correr una maratón. Bueno, dicen que es la diferencia entre el embarazo a los veintipico y a los treintaypico, yo creo más bien que es la diferencia entre el segundo y el primero, aunque no voy a negar que tampoco tengo la agilidad de antes. Ni la agilidad, ni la lucidez mental, ni varias otras cosas. Pero creo que estoy un poquitín más sabia. O tengo menos miedos. O dejo más espacio a mi parte instintiva. Qué sé yo, depende de cómo lo quieras ver.
Ahora espero con ansiedad la ecografía que me harán en una horita para ver si la niña engordó tanto como yo, más le vale (ay, por un segundo me sentí como en Precious, ¿vieron la peli? no es lo más para una embarazada casi a término, pero está buena).
Ya vengo... me voy despacito, despacito...

10 comentarios:

Ana dijo...

Esa foto es de ahora?? Estás súper bien!! ni te preocupes.

Por el tema cumpleaños y que cobren a las madres... es como en todos lados. Si pagás un catering, pagás por todo aquel que pueda comer (coma o no...y todos comen!).
beso!

Maguita dijo...

Anita... sí, esa foto es de ahora, es como que me rellené, jajaja. Yo siempre tengo las patas súper flacas! ahora siento que se me juntan las carnes entre las piernas! besos grandes!

Alicia Seminara dijo...

De atrás no se nota! Si no te crecen las posaderas, no te hagas ningún drama!

Betty dijo...

Preciosa la foto y no lo digo por la película jaja

Viste que nos ponemos a charlar y comemos como si fuese el último día!

Acabo de leer que la bruma que tuvimos ayer eran cenizas, según la estación de Ceres. Espero se solucione pronto y pueda volver Pablo! salieron campeones?

Besos

Mai dijo...

Nena estas divina! Viéndote de atràs ni parece que estàs a punto de parir!!! Yo me sentìa Gloria de Madagascar al noveno mes! jajaja

Y no comenté el post anterior, pero el tema de agregar un plus por los padres es precisamente eso, los adultos charlamos y comemos... los niños, juegan, juegan, juegan y comen alguna papita frita y siguen jugando!

Espero que el volcàn lo deje aterrizar a Pablo!

Besos

Maguita dijo...

Ali, gracias, me he rellenado un poquito por todos lados... pero recién ahora se me nota en piernas y posaderas! jajaja!

Betty... eso dicen!!! cenizas por todos lados!!! nos persiguen los problemas meteorológicos con los aviones, un año estuvimos tres días varados en Ezeiza por niebla (supuestamente). Y sí sí, salieron campeones, lo conté en el post anterior, creo.

Maiiii... Gloria de Madagascar!!!! yo me siento igual, te juro. Quizá está más distribuido porque soy alta, pero ya engordé bastante, jeje. Un beso grande y crucemos los dedos para que se calme el volcán. Por ahora quedó varado en Roma.

Genín dijo...

Bueno, yo no voy a decir lo mismo que dicen tus amigas en los comentarios para no quedar mal, pero lo pienso...jajaja
Besitos y salud

Mili_en_apuros dijo...

No te preocupes por lo que vas a engordar! vas a ser mamá y estás en tu derecho de tener kilitos demás! de última gordita pero feliz jaja

Cruzaré los dedos para que la situación se normalice y llegue el papá de esos niños lo antes posible a socorrerte!

Besito!

Betty dijo...

Dale mis felicitaciones a Pablo y si tenés, pasame algún link donde pueda ver los festejos sicilianos!!

Besos

Mariana dijo...

la tematica paquidermica! ajajaj
la limitacion d emovimientos + los hijos que se mueven asi independientemente y hacen lo que quieren sin darnos pelota... :)
Para cuando tenes fecha? falta poco o no?