miércoles, 20 de febrero de 2008

Los extremos de la vida

Hoy la vida misma me sacudió dos veces, me hizo pasar de la piel erizada por la llegada de un nuevo ser al mundo, esa alegría que me inunda cada vez que sé del nacimiento de un bebé, sobre todo cuando es de alguien querido; al cachetazo al alma de saber que otro ser se ha ido.
Y después dicen que Internet es un medio frío, que es un medio que aísla a las personas.
Ambas noticias me llevaron a las lágrimas, y fueron ambas por medios virtuales.
A la mañana, por el blog de Mardevientos, supe que anoche a las 23.28 nació Maia Catalina. Y el corazón me saltaba de felicidad, me iluminó la mañana. No conozco todavía personalmente a Marce, pero fue mi "mentora" en el tema blogueril, chateamos, hablamos por teléfono, y la siento siempre muy cerca. Nos une Córdoba, nos une Italia, nos une el vivir en un país con el que no comulgamos al 100% por varios motivos, pero en el que estamos fundamentalmente por amor. Seguí su embarazo con muchísima emoción, con ganas de que llegue esta bebita para seguir compartiendo la experiencia de ser mamás; y de ser mamás lejos de nuestra Argentina, lejos de nuestra mamá, enfrentándonos a costumbres distintas, a pediatras que hablan de crema de riso y de homogeneizados, que no saben lo que es el Nestum! En fin... te espero Marce, volvé pronto que ahora sí que podrás opinar con conocimiento de causa!
A la tarde, hace apenas unos minutos, y por mail, supe que Tatín, una persona divertida, un hombre de cincuenta y tantos que amaba muchísimo la vida, que nos trajo una oleada de alegría en medio de algunos momentos feos que pasamos en mi primer año en Italia, ya no está entre nosotros. Que nos dejó anoche a las 22.30.
Los vínculos son así de inexplicables.
Tatín era el papá de un compañero de equipo de Pablo, lo vi un par de días, una semana quizá, cuando vino a visitar a su hijo desde Argentina, con su mujer. Unos personajes muy especiales. Parecían dos jóvenes descubriendo la vida. Sin conocer el idioma se metían en todos lados, agarraban el dudoso autito del hijo y salían por las aun más dudosas calles y rutas de la Calabria, y se mataban de risa si se quedaban en el camino, si se doblaban un pie saltando en la playa, o si se les inundaba la casa por un caño mal ajustado. Compartimos con ellos mates y charlas, cenas, alguna copita de vino de más; discusiones sobre el amor, sobre política, sobre la vida, esas sobremesas eternas que nos gustan a los argentinos.
Fueron un par de días pero bastan para que una persona quede para siempre en tu corazón.
Lejos de tu casa, de los olores, sabores y conversaciones familiares, en un lugar donde casi todo parece ajeno y hosco, algunos contactos te devuelven a la vida.
Ellos lo fueron para mí.
¡Gracias Marce y bienvenida Maia!
Gracias Tatín, y hasta siempre.

10 comentarios:

Marce dijo...

La vida es asi, una de cal y una de arena. qeu alegria saber que marce tuvo a tu beba y que esta bien. besos.

Faby dijo...

es así nomás, la vida t sacude en cualquier momento y sin previo aviso como para q nos despertemos de la burbuja en q a veces nos podemos llegar a encerrar, no?
besotes Magui

pd: lo de Marce y Maia es TAN lindo!! =)

Maguita dijo...

Marce: Y vos todavía aquí!! No te pongas ansiosita, eh?? Va a salir todo más que bien!! Te vamos a extrañar, posteá señales de humo, porfa! (aunque sea en inglés by el sueco). Besos!!!!

Faby: Sí, es cierto, de vez en cuando es como que llega esa ráfaga de vida, así, de golpe, y no queda otra que despertarse. ¿Y qué nos queda? Vivir, vivir, y vivir, cada vez más intensamente. Otros besotes para vos! Y sí! Fuimos todos tíos virtuales, no? Un alegrón!

Marian dijo...

El ejemplo mas cabal de lo que es la vida misma, no? Como llegamos, tambien nos vamos. Y nos toca a todos..no importa cuan especiales seamos (digo, n especiales de divertidos...sino esa gentuza del mundo que se creen mejores porque tienen $ y eso).

Maguita dijo...

Marian, así es la vida, todos llegamos y nos vamos, pero lo importante y sabroso es lo que está en el medio, ¿no? como un buen sandwich!! Al mío le han puesto muchos de esos pepinitos agridulces asquerosos, últimamente, jaja.

Mamy Gry dijo...

Hola!!! Nose cómo llegue pero me cope leyendote, hasta logre identificarme un poco con eso de los vomitos, el cambio de ropa, la teta cada dos horas jaja con eso de ser madres sin vida personal!
Me llamo Griselda, seguramente voy a seguir leyendote seguido.
Tengo dos hijos, la más grande fue concebida en el norte de Italia en un viajecito con mi maridín en julio del 2005 y el enano pequeño es made in Argentina como todos nosotros!!!

Tus fotos espectaculares, me dan ganas de llorar cuando las veo, amo Italia, es hermoso!!!
Tu hijo un solsito TE FELICITO!!!
Nos leemos!
Besotes
Gry

Maguita dijo...

Hola Mamy Gry! Bienvenida! Así son los contactos en el mundo virtual y eso es lo bueno de esto de los blogs, que inesperadamente te topás con alguien que piensa y siente como vos, aunque esté a muchos kilómetros de distancia!
Un beso y nos leemos...

Cieguilla dijo...

Me gusto lo del sandwich :-) El mio cambia de contenido muy a menudo, pero eso tambien lo hace mas interesante.

Besos xx

Denise dijo...

Es raro, la vida te da, te quita. Lo bonito, creo, es el cariño que queda ahí de por medio!

mardevientos dijo...

y si Magui.. Hasta ahora segui tus pasos de ser mama adelantando un poquito en meses los mios.. y si es verdad que compartimos todas esas cosas juntas, y que despues de todas las cosas en comun improta poco que aun no nos conozcamos personalmente!...
BESOS