lunes, 4 de febrero de 2008

Mundo real, mundo virtual

A veces pienso que es una relación inversamente proporcional, que cuanta más vida "real" tengo, menos actúo en el mundo virtual. Y viceversa. De hecho, no hace falta ser un genio para darte cuenta que cuando tenés todas las horas de tu día ocupadas, no te queda mucho tiempo para bloguear, escribir mails, subir fotos a Flickr, a tu espacio de msn, chatear, webear... las distintas "actividades" del mundo virtual. (Sin embargo, ahora que empecé, lo admito, creo que de todos modos encontraría siempre la forma de postear algo).
Después, tengo todo un rollo con este asunto del mundo real y el mundo virtual. Cuando me vine a vivir a Italia, siguiendo a Pablo, obviamente, no me resultaba tan fácil interactuar en el "mundo real", ser yo misma en un país distinto, con una lengua distinta, costumbres distintas, etc, etc. Más aún cuando tenés, como me pasaba a mí, una crisis de identidad. Pasar de ser una estudiante universitaria (luego recibida), una chica de veintipico que trabajaba ocho, nueve, diez horas por día en un laburo que le apasionaba (y encima que le hacían creer que hacía bien!), con su grupete de amigas, con su grupo del laburo, con sus hermanas del alma, con una mamá que te mimaba, abuelos ídem... a... de pronto... ser... no sé!! La novia de un jugador de básquet!
En principio, dejé totalmente mi trabajo para la editorial de Argentina, por una cuestión de ética, me pareció que simplemente, al irme, no merecía ni siquiera que me ofrezcan una colaboración a la distancia (sí, me autocastigo). Pero de todos modos, con otro compañero y amigo, empezamos a producir algunas cositas periodísticas (suplementos para diarios) y enganchamos UN cliente -la idea era que fueran algunos más, pero bue- y así estuve hasta el año pasado, cuando me animé a decirle a mi jefe anterior que me gustaría seguir colaborando con él a la distancia (no era tan difícil animarse, después de todo, no?). Y empecé a trabajar mucho más, y a ganar más también.
Sí, tengo la fortuna de que el periodismo, la edición o lo que sea que yo haga (porque tampoco soy LA periodista de investigación, je), se puede hacer a la distancia. Es un trabajo en el MUNDO VIRTUAL, como me gusta decir.
Y muchas veces añoro, me quejo, me quejo (sí Ceci, yo también!) y quiero con toda el alma un trabajo en el MUNDO REAL!!! Pablo se me mata de risa, dice que antes quería trabajar en casa, y ahora quiero trabajar afuera, que soy la gata flora, que quién me entiende.
Bueno, digamos que ahora con Emilio chiquito es un trabajo ideal, no salgo de casa, lo hamaco en el coche mientras hago mis notas, pero creo que cualquiera puede comprenderme que a veces es más que necesario SALIR AL MUNDO REAL!!!
Según mi psicóloga, yo misma me busco estas situaciones, me queda más cómodo esconderme detrás de una pantalla, me queda más cómodo trabajar en la compu, en mi casa, que salir y enfrentarme a no sólo situaciones reales, sino la Magui real... y puede tener razón.
En fin, por ahora, con esta "vida itinerante", no me quedan muchas opciones. No hay muchos trabajos en los que te tomen si saben que a los diez meses te vas a ir de nuevo. Aunque a veces me canso de hacer siempre lo mismo, me falta motivación... qué sé yo, veremos.
También es cierto que no tengo que perder de vista los motivos por los que hago esta vida, y es sólo uno: el amor. Si yo no quisiera tanto a mi chico, a mi Colin, no me hubiera venido con él, no hubiera formado la familia que tengo hoy.
Bueno, estos son algunos de mis dilemas cotidianos, je. Perdón por agobiarlos, pero ESTO ES LO QUE SOY!

14 comentarios:

ana dijo...

Hola!
viendo las fotos del post anterior entiendo el sobrenombre de tu amrido... es igual a Colin Farrel!!!!
Bueno, te leo.
Cariños

cyn dijo...

Creo que cuando hay un bebe chiquito en la casa, lo mejor es estar trabajando desde tu casa. Aprovecha y ponete de excusa eso. No te castigues.

Te dejo mi dirección asi me escribis y te paso lo del blog.

beso

Marce dijo...

Magui. te cuento que todas las nos mudamos por amor, hemos renunciado a algo. Yo tambien tenia un laburo muy copado, estaba ascendiendo, 12 anos de profesion, amigos, familia, etc. y me vine aca por amor. Y teniendo a mi hijo y ahora el embarazo, me di cuenta que todo no se podia y que algunas cosas habia que renunciar: entonces la balanza fue: que me hace mas feliz? y la verdad en doce anos de profesion o habia encontrado tanta felicidad como la que tengo ahora con mi casa, mi marido y mis hijos. El laburo, en mi vida, es importante, mi profesion tambien, pero no me llenan como mi familia. Disfruta Magui y pensa qeu todo tiene su tiempo, este sera tu tiempo de estar en casa y disfrutar de tu flia. y cuando el gordo crezca tal vez puedas desarrollarte mas en tu profesion, lo importantees que disfrutes cada etapa sin culparte por lo que pensas estas dejando de lado, sino no vale la pena. besos.

Cieguilla dijo...

Quejemonos juntas!!

Creo que hasta cierto punto las quejas nos dan empuje, porque si fueramos conformistas lo mas probable es que nos estancaramos.

Disfruta de la oportunidad que tenes de ganar unos mangos haciendo lo que te gusta mientras estas con tu hijo, que ya vas a tener mucha mas vida en el mundo real por delante!

Besos xx

Betty dijo...

disfrutá a tu hijo, por que ya vendrá tu tiempo de salir a trabajar ... hay cosas en la vida que no se pueden postergar, y la mas importante de ellas es estar con nuestros hijos, vas a ver que si ahora estás con ellos el mayor tiempo posible, te va a ser más fácil "soltarlos" cuando sean grandes ... Además hay personas que tienen que elegir entre el trabajo y la casa, pero vos tenés la oportunidad de disfrutar de las dos cosas.
Cariños

Lina dijo...

Tienes mucha suerte de poder estar trabajando en casa mientras cuidas de tu bebé. Es complicado pasar como mínimo 8 horas fuera, cuando son tan pequeñitos y ajustar los horarios. Eres una privilegiada. Disfrútalo.

Besitos

Marian dijo...

A mi me paso lo mismo del cambio. De ser una persona hiper activa y profesional a ... ser ama de casa. Lo cual me cae como un balde de aua fria. Y mas se complica cuando no hay trabaja virtual ni a distancia que sirva...ni hijo que se pueda quedar en un jardin ($$$) etc. Es todo un circulo y uno vive mas la vida virtual que la real. Lo cual a veces, es un tanto perjudicial porque uno se queda encerrado!!!!
Pero bue... c'est la vie. Ya vendran tiempos mejores!

Jime... dijo...

Magui, que bueno que puedas hacer las dos cosas, dentro de todo, al meno no perdiste toda la conexion con lo que te gusta y encima te pagan! :) Porque el cambio de trabajar tanto a ser madre y "simple" ama de casa es todo un tema... no me pasó, pero en agún momento yo queria "salir corriendo" y no había tenido ni el 1% de experiencias de afuera que vos contas!, me imagino lo que debe costar tanto cambio...
Es bueno no conformarse con las situaciones en las q no nos sentimos bien/plenas así eso nos ayuda a encontrar eso que queremos y capaz no lo tenemos tan claro, por eso somos como la gata flora jajaja En algún momento le damos en la tecla :)
Seguro con el tiempo las cosas se van encaminado y podes y encontras un "trabajo real" :) Besos!

Lo de la psi, yo ni idea, pero me resultó interesantisimo, no?

Viole dijo...

divino post, muy interesante y cierto. Cuando tenés vida real la vida virtual se desvirtua. Y florece la virtual cuando uno tiene su trabajo en casa, y esta encerrado en los mismos colores y olores...a pesar de haber sido la mejor eleccion para estar con nuestros hijos. Además el periodismo es un arte que nos permite ser por palabras lo que no podemos ser en persona, y nos volvemos expertas en comunicarnos con el teclado. Creo que es algo que viene con uno, yo desde chiquita me quedaba en casa, no iba a clubes ni colonias, mi amigos venian a mi casa y yo no salía para nada, ni a tomar mate al parque...a mi me gustaba escribir en cuadernos, libretas, leer, estudiar, descubrir cosas raras en los diarios, comprar revistas, y despues...chatear, usar el encarta, buscar...icq, etc etc...hay algunos que tenemos el don de usar la internet para fines productivos...porque al final es una herramienta socialista, donde todo está disponible para todos. Y bueno, mi síndrome exhibicionista hace que me encante exponer parte de mi vida privada en lo público, y ahi esta! andidata perfecta para blog! bueno me fui por las ramas!!!!!!! besotes enormes

Maguita dijo...

Ana: Holaaa!!! Bienvenida! Te sumás al consenso general, entonces, ya no podré bajarle los humos al muchacho, jaja.

Cyn: Gracias, gracias por el apoyo!!! No me dejaste la dirección, al menos no la encuentro, sólo me sale el perfil tuyo de Blogger, y tu blog al que no puedo acceder.

Marce: Creo que esa es la clave, disfrutar cada etapa sin culparse ni estar mirando para otro lado en lugar de concentrarse en lo bueno del momento, pero a veces lo logro, a veces no... estamos aprendiendo, estamos en proceso, eso es lo importante! Y gracias por acompañarme en esto!

Ceci: Quejosos del mundo, uníos!!! Sí, no hay nada peor que ser conformista, que no es lo mismo que valorar lo que uno tiene, que también es súper importante!

(Uy, hasta aquí llegué, Emilio llora...)

Maguita dijo...

Betty y Lina: Es cierto, creo que soy afortunada, sólo que tengo algunos ataques de gataflorismo, que ni yo me aguanto, jajaja!!

Marian: ¡Qué trabajito ser ama de casa!! no??? A mí me cuesta horrores, pero como a todos, me gusta tener la casa limpia, entonces hago las cosas, de a poquito, pero las hago. Pero... dedicarme horas y horas por día a eso, y hacer del culto al hogar mi razón de vida, como veo que acá muchas mujeres hacen, no gracias. Y no me siento mala esposa ni madre si no plancho, o si compartimos las tareas del hogar con Pablo, que AFORTUNADAMENTE es un hombre especial en ese sentido.

viajera dijo...

Magui, no sabes como te comprendo en eso del mundo real y el mundo virtual.

Yo, igual que tu, trabajo en casa y hay días en que, después de tantas horas frente a la computadora, entre ediciones de video, traducciones, internet y demás, lo único que deseo es apagar todo y tirarme a los placeres mundanos... hehehe.

Claro que las ventajas de estar en tu casa y organizar tu tiempo como te da la gana es un privilegio enorme... pero como se extraña estar rodeado de gente.

Por cierto, ya volviste a leer "Elogio de la lentitud"?

Un abrazo

doble visión dijo...

Hola Maguita!
que linda sorpresa volver a verte entre mis comentarios... Leyendo tu post, me sumo totalmente a tu estado. Me pasa igual, porque trabajo toda la semana fuera de mi casa (recorriendo media españa) y los findesemanas no me alcanzan para nada... y a veces deseo estar con tiempo de sobra en casa, pero cuando eso sucede extraño mi vida nómade..siempre traigo ideas para postear y luego por h o por b se enfrian y ya sabes que las ideas de los post son como las noticias: caducan.
En fin, que tampoco puedo prescindir de esto de la virtualidad. Los viernes, por ejemplo, me qedo hasta las tantas de la madrugada leyendo los más de ciencuenta blogs que sigo... Que esto de la virtualidad me pego mal, pero desde hace tiempo..ya no tengo remedio, pero vale la pena, porque he conocido gente copada de verdad, sin dobleces ni rollos raros, que terminas queriendo aunque no los hayas visto en tu vida.

besos para ti y la flia
marcelo

Maguita dijo...

Volviendo, volviendo... les debo contestaciones!

Jime: Me re convenciste con la explicación del gataflorismo! Te lo voy a mandar a Pablo a ver si lográs convencerlo a él también de que es la única forma de darle en la tecla!

Viole: Ves, por eso siento una gran afinidad con vos!! En mi familia quedó como anécdota que mi hermana siempre quería jugar conmigo y se quejaba de que yo era "una leyona", porque me quedaba colgada leyendo las revistas durante horas... hasta que bueno, en algún momento reaccionaba (tampoco me gustaba ser tan nerd), y salíamos a jugar. Por suerte siempre pude encontrar un equilibrio!!

Viajera: Bien, bien, bien!! Gracias por comprenderme!! Privilegios, sí, son muchos, pero extraño trabajar rodeada de gente, es así de simple y de gataflorista. Sabés que estoy leyendo poco a poco, lentamente, como debe ser, "Elogio de la lentitud", y me está gustando mucho! Gracias por hacer de disparador para reencontrarlo.

Marcelo: Holaaaa!!!!!! Tanto tiempo, gracias por volver a visitarme. Realmente, qué bueno está este mundo bloguer, y encontrarse con gente tan copada, que te hacen sentir que estás cerca, aunque sea virtualmente.
A mí me pasa lo mismo con las ideas de los post, no sabés la cantidad que se me ocurren mientras me ducho, que suele ser uno de mis momentos de libertad, ahora que tengo al baby, pero de ahí a que me siente a postear... rara vez logro plasmarlas!!