viernes, 14 de marzo de 2008

Displasia

Displasia, displasia, displasia. Retumbaba en mi cabeza como una pesadilla de la que no me podía librar. La displasia de cadera es una condición que puede ser bastante común, pero cualquier madre puede entender que para mí era un fantasma terrible. Al mismo tiempo decidí tomarlo con sensatez y optimismo. Dos cualidades que -debo decir- la primera no me caracteriza, la segunda sí. Más difícil es cuando tu amiga ha convivido con ese problema toda su vida, a tu lado. "Lo de Emilio me movió todo Magui. Por el gordo, por el espejo con mi vida, y porque mis padres no hicieron nada". Ella es brillante. Es dulce. Es hermosa. Pero tiene una pierna un poco más larga que la otra. Para mí nunca fue un problema. Siempre la vi perfecta. Perfectas nuestras charlas, nuestras aventuras, sus palabras, su música, sus dudas, su locura, su bella locura. Tuvo más novios que todas nosotras, el resto, juntas. No me doy cuenta de su problema. Pero ella sí, sé que es un dolor, una herida en el alma. Y ahora el espejo con mi gordito. Con ese ser del cielo, como le dice ella. Doble pañal, bombachita rígida, arnés, gotitas de vitamina D, verlo todo atado, ecografías, verlo luchar para sacárselo. A veces es duro. Pero sus sonrisas y su alegría demuestran que no la pasa tan mal. El miércoles el doctor, siempre tan expresivos ellos, pronunció dos palabras: "manca poco". Y fue como sentirme en el cielo. Falta poco. Una caderita ya está bien y la otra mejoró mucho. Los esfuerzos valieron la pena. A veces es mejor no hacerse ilusiones. Yo ya lo imaginaba con el arnés hasta el año. Ahora con suerte, pasará su primer veranito italiano libre de ataduras.
Me sentía tan feliz que hasta me pareció, por un momento, que Dios existía. Y que estaba de mi lado.

21 comentarios:

Karla dijo...

Hay que bueno Maguita, yo siempre te he seguido leyendo solo que no siempre comento. Con lo de mi mudanza estoy aun arreglando cositas. Que alegria que todo este saliendo bien. Seguro pronto estara sin nada.

Besos,

Mamy Gry dijo...

Grande Emilio!!! ya falta poco!!!
Vamos amiga arriba el ánimo!!!

Me re emociono tu relato, es así las madres somos así, yo con el reflujo que es una re pavada no sabes lo mal que me pongo, asique te súper entiendo!

Vas a ver que pronto es sólo un recuerdo!

Y que no te queden dudas, tu gordo es divino, hermoso y fuerte... y sobre todo muy feliz!!!

Todo va a salir bien!
Besos
Gry

glo dijo...

casi todos los niños tienen siempre alguna cosita de ese tipo.

Marce dijo...

MAGUI, no sabes como te entiendo. me alegro tanto tanto por tu gordo y por vos. No se si es Dios o que, pero tu gordo es un campeon. toda mi buena onda para vos. besos.

Faby dijo...

obvio nena, obvio q está con vos, o acazo todavía lo dudás cuando lo mirás al gordito y sus sonrisas? =)
besotes a ambos, y vas a ver q todo no será más que una anécdota "de cuando el Emi era bebé, te acordasss????" ;)
muacks

Betty dijo...

me alegro muchísimo !!!
las madres siempre nos preocupamos por los problemas de nuestros hijos, no importa la edad que tengan, siempre nos angustiamos, pero como decís, actuando con calma y enfrentando lo que nos toca, con la ayuda de Dios salimos adelante.
un beso

RosaMaría dijo...

Es una alegría que ya pueda estar libre. Dale mucho jugo de zanahoria recién hecho y que tome sol en horas permitidas con protector en el cuerpito.
Un bezaso y encantada de conocerte.
Ahora me doy cuenta de que me meto donde no debo dando consejos. Defecto de profesión.
Beso

RosaMaría dijo...

Estuve mirando las fotos y el bebé es una hermosura. Los felicito.

tusitala dijo...

Ay! ha sido para tí mucho tiempo, pero ves, pronto pasa y ya va a estar todo bien. Ya te habían dicho que eso se corrige y ya no tiene por qué ser un problema más. Hiciste lo que tenías que hacer!!!!

Siéntete bien y re-orgullosa de tu comportamiento, de haberlo sabido enfrentar. Y tu bebe, que tuvo que aguantar estar amarradito y tener la bombachita rígida que no le permite estar cómodo. Aguantó como los buenos!!!! Ya prontito todo va a estar perfecto!

Besos.

LaUReAna dijo...

Qué alegría, qué bueno por Emilio, que es un bombonazo, y por ustedes, porque cuando los hijos tienen algún problema de salud, por más común y tratable que sea, a los papás todo se nos pone negro... Un beso Maguita!

Marina dijo...

Qué bien que al gordito le falte poco!!! Qué tranquilidad y comodidad para los dos... te visito seguido pero nunca te habia dejado mi comment... Besos!

Viole dijo...

Que alegría!!!! ante el esfuerzo, la valentía, la perceverabcia, se ven los resultados!!! cosechas tu siembra Magui!
Mi sobrinito, de ahora dos años, tuvo un problema en una pierna y un pie, nació con los deditos mirando pa atras y el talon pa adelante...mi hermana lucho, lo llevó con distintos médicos, tuvo yeso, masajes, aparato, arnés...y cuando cumplio un año se lo sacaron! ahora es un nene como cualquier otro, corre, camina, salta, baila...ni rastros de aquella pesadilla!!
besos!!!

Marian dijo...

que bueno! Hay solucion y evidentemente estan en camino! Es, te entiendo (aunque no lo he vivido asi que intento entenderlo) que debe ser bastante fuerte para vos como madre pensar en lo que puede limitarlo ahora de nene, o mas grande si no se arregla, pero si... va a pasar.
Much suerte! y si que bueno para el verano sino con el calorrr!!!

Maguita dijo...

CHICAS: gracias a todas, las de siempre, las nuevas, las que leen y comentan, las que leen y ahora se animan por primera vez a comentar, la verdad que fue un gran alivio y una noticia que esperaba y ansiaba, pero no tenía muchas esperanzas de que diera resultados rápido. La verdad que es un campeón de verdad mi gordito, jaja, se la re banca. Un beso grande a todas, anoto consejos y a él le llegan todas sus buenas ondas! Las quierooo!!!

MalaGata dijo...

Maguita! Antes que nada Hola!! Y me sumo a los buenos deseos esperando que Emilio se ponga bien enseguidita y pueda disfrutar su verano italiano a pleno!!!

Un gran beso, y espero nos sigamos leyendo!!

Adriana Lara dijo...

No te preocupes, es algo que se soluciona y luego se olvida, como todas las situaciones malas. Los chicos se recuperan enseguida.
Besos.
Adri.

madre hay una sola dijo...

GRAAAANDE EMILIO gordo fuerte y quilombero, hijo ´e tigres canejo! Manca poco, qué linda frase para imprimir en una remera. Uy y cuando le saquen el arnés va a andar más inquieto todavía, se viene el huracán Emilio.

Maguita dijo...

Malagata: Hola señora! seguro te seguiré leyendo, y será bienvenida siempre en mi blog! Besos!

Adriana: Hola a vos también! Seguro, pasa todo tan rápido! Por ahora sólo agradezco y disfruto este buen momento. Otros besos...

Madre: jaja, el boom de las remeras con estampas en italiano nos volvió a todos un poco más tanos, no? Está cada día más loco, fuerte, lleno de rollos y cachetes kilométricos. Digo, cuando llegue al año, hasta dónde le va a llegar la cara de torta???

Jime... dijo...

Qué Alegría!!!
Buenísimo!!!
Un abrazo grande y me voy super contenta! Mme imagino como estaras vos: caminas sin tocar el suelo! ;)
Qué loca esa coincidencia con tu amiga...deseo que a ella esto le toque el corazón y si hace falta, si es que lo necesita (porq no la conozco) esto la ayude a estar mejor, a sanar, por decirlo de alguna manera :)

Besos!!!!

Cieguilla dijo...

Que suerte que los sacrificios no hayan sido en vano!

Mucha fuerza y suerte para Emilio :-)

Besos xx

Constanza dijo...

seguro que se hace largo, seguro que para los padres es terrible y eterno, pero como dijo alguien por ahí, con el tiempo será una anécdota. pero cuando la anécdota es todavía presente, cómo jode, no!? besos!